Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | PREVIA CHAMPIONS

Eto'o se reconcilia con Guardiola y con el Camp Nou

Eto'o cambia silbidos por aplausos con dos goles ante el Wisla de Cracovia

Tres meses y tres días después de su última aparición en el Camp Nou, Samuel Eto'o ha cambiado los silbidos que recibió ante el Mallorca, en el penúltimo partido de la última Liga, por renovados aplausos, después de que su entrenador, Josep Guardiola, confirmase su continuidad en la plantilla.

Eto'o ha respondido hoy a esa decisión abriendo y cerrando el marcador ante el Wisla de Cracovia (4-0). Convertido en el gran protagonista del verano azulgrana con permiso de Leo Messi, Samuel Eto'o parecía destinado a seguir el mismo camino que Ronaldinho y Deco, víctimas del cambio de ciclo y descartados por Guardiola, que también indicó a Eto'o la puerta de salida cuando fue presentado como entrenador del equipo.

Sin embargo, después de una notable pretemporada, Guardiola alabó su "extraordinario comportamiento" como claves de su reconcilación con el jugador, titular ante el Wisla de Cracovia en el primer partido oficial de la temporada, la tercera fase de la ronda previa de la Champions League.

Adiós a los silbidos

Eto'o, máximo goleador de la pretemporada, abrió el marcador ante el equipo polaco en el minuto 17, punto de inflexión en su relación con el público del Camp Nou. Los silbidos del 11 de mayo, en la visita del Mallorca (2-3), acusado por la grada de haberse borrado del partido del Santiago Bernabéu una semana antes, volvieron a ser aplausos ante el Wisla después de su primer gol, que abrió un resultado (4-0) muy cómodo para el equipo de Pep Guardiola.

Eto'o cerró su propio círculo virtuoso en el minuto 83, cuando aprovechó un servicio de Iniesta para batir al meta polaco y sentenciar definitivamente el partido y la eliminatoria. Y de paso, certificar su regreso al barcelonismo como parte importante del proyecto de Guardiola. El público acabó coreando su nombre, detalle que cierra el debate sobre la figura del camerunés y que le avala como el 'nueve' del nuevo Barça.

El técnico, por su parte, también disfrutó de un plácido reencuntro con el Camp Nou. Desde que el 24 de junio de 2001 Guardiola se despidiera del estadio, en su último partido como jugador del Barça, ante el Celta de Vigo, Guardiola no había vuelto a comparecer ante su público de toda la vida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.