Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

Paquillo Fernández consigue la mejor plusmarca mundial en los 10.000 metros marcha

Arturo Casado supera a Higuero en la final de 1.500 en el sprint final

El granadino Paquillo Fernández, la más firme esperanza española de conseguir una medalla olímpica de atletismo en Pekín, se ha despedido del territorio español con la mejor marca mundial de todos los tiempos (37m53.09s), que rebaja en cinco segundos la del italiano Ivano Brugnetti, su verdugo en los Juegos de Atenas 2004. La plusmarca anterior de esta prueba no incluida en el programa oficial del atletismo estaba en poder de Brugnetti con un registro manual de 37m58.06s.

Era la segunda vez que se disputaba un título nacional de marcha sobre esta distancia en pista, y nadie más que Paquillo ha conocido hasta ahora la victoria. El atleta, recién llegado de una concentración de altura en Font Romeu (Francia), tenía prisa por sentenciar la prueba y se fue por delante ya en la primera de las 25 vueltas a la pista. Juanma Molina no se aventuró a seguirlo, permaneció en tierra de nadie, y el tercer olímpico, Benjamín Sánchez, lo hizo todavía más atrás.

Su marcha en solitario le llevó a doblar varias veces a casi todos sus rivales y el aliento del público le animó a buscar el nuevo récord, que le concede una nueva dosis de moral antes de viajar a Japón, donde efectuará su última etapa de preparación para los Juegos de Pekín.

Higuero, batido

La final de 1.500 tuvo un desenlace inesperado. Juan Carlos Higuero, cinco veces campeón, incluidos los dos últimos años, fue batido en toda la regla por Arturo Casado, imponente en la recta final, y también por un renacido Reyes Estévez que recuperó parte de su explosivo cambio. La carrera discurrió a ritmo lento (1m07.19s el 400, 2m14.15s el 800), siempre con Casado en posiciones dominantes. Higuero se emparejó con el madrileño a 500 de meta y llegó a la recta en la situación ideal pero fue Casado quien lanzó su poderoso esprint y venció en 3m51.51s. Higuero se crispó a 20 metros de la línea y por detrás Estévez le rebasó. Los tres estarán en los Juegos de Pekín.

La final masculina de 800 ofreció una exhibición del formidable remate de Manuel Olmedo, que, encerrado durante la primera vuelta, salió de la curva tercero y terminó batiendo por la calle tres a Miguel Quesada y Antonio Reina, los otros dos con mínima olímpica, con un tiempo de 1m49.53s. Álvaro Rodríguez pasó en cabeza el primer 400 en 56.41s y cuando parecía que Olmedo, defensor del título, se había metido en problemas por su empeño en correr junto a la cuerda, el sevillano se abrió por fuera y con sorprendente facilidad adelantó a quienes serán sus compañeros en el equipo olímpico.

La cántabra Margarita Fuentes-Pila aprovechó la ausencia de la lesionada Mayte Martínez, siete veces campeona, para hacerse con su primer título de 800. Con un registro de 2:13.63 resultó inalcanzable en la recta para Esther Desviat, que lo intentó a fondo antes de ceder el segundo lugar a Isabel Macías. La final femenina de martillo registró, junto al sexto título de Berta Castells (64,13), un momento emotivo con la retirada de Dolores Pedrares, cuatro veces campeona de España y casada con el discóbolo de origen cubano Frank Casañas, que acompañará a Mario Pestano en los Juegos de Pekín.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.