Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | VALENCIA

Soler prescinde de Villalonga y convierte a Soriano en presidente del Valencia

Soler acusa de "demagogo" al ex presidente de Telefónica y de entregar el Valencia "a manos de sus amigos"

Los cambios en el Valencia se suceden a una velocidad de vértigo y la situación en su directiva ha dado un giro espectacular en las últimas horas. Después de que Juan Villalonga, hasta esta noche gestor de la entidad, anunciara que había llegado a un acuerdo con Juan Soler para hacerse con su paquete accionarial y, en consecuencia, con el control total del club, Vicente Soriano, segundo máximo accionista de la entidad, ha ofrecido una rueda de prensa junto a Soler para anunciar que mañana será el nuevo presidente del Valencia tras llegar a un acuerdo para comprar las acciones de Soler y disponer, según sus palabras, de "todo el poder de decisión política".

Ambos dirigentes han anunciado esta decisión en una rueda de prensa breves minutos después de que Juan Villalonga, cuyo contrato ha sido ya rescindido, anunciara que tenía previsto presentarse en el plazo aproximado de diez días con un grupo de inversores para hacer frente a la compra de las acciones de Soler, por un valor, según él, de 76,7 millones de euros.

Soler, el primero en comparecer en una rueda de prensa de casi una hora de duración, ha desmentido esta cantidad, la ha cifrado en 71,7, y ha anunciado además que había firmado la opción de venta con Soriano, convirtiéndole en máximo accionista de la entidad y en nuevo presidente del Valencia. Además, ha acusado de "demagogo" a Villalonga, de querer "traer inversores extranjeros" al Valencia y de perjudicar "el bolsillo de los accionistas" con su idea de realizar una ampliación de capital. "En nuestras primeras conversaciones hablaba de que tenía recursos de verdad para traer, pero con su ampliación de capital sólo iba a perjudicar el bolsillo de los accionistas y si no pasar el Valencia a manos de sus amigos, como él dice. No lo vamos a consentir porque el Valencia es de los accionistas y de los valencianos", ha apuntado.

Juan Bautista Soler ha reconocido que había alcanzado un acuerdo con Villalonga, pero que quería "ponerle a prueba". "Le dije, dame un millón de euros y el resto en cuatro años y eso no lo ha querido hacer. Tenía dificultades para hacer frente a esa inversión y por eso quería convencer a inversores extranjeros porque no quería pagarme ni un millón de euros", ha explicado.

300 millones por Mestalla

El hasta ahora máximo accionista ha asumido no obstante que las cuentas no son boyantes, aunque ha afirmado que las cifras presentadas con anterioridad por Villalonga eran "falsas". "Analizamos la situación y tenemos los remedios, hay soluciones y sólo hace falta ganas y trabajo", ha subrayado Soler, que ha explicado los tres motivos para salvar la causa de disolución.

Uno de ellos la venta de jugadores, aunque posteriormente Soriano ha asegurado que su intención es tratar de que sigan Villa y Silva, revalorizar los activos y finalmente la venta de inmuebles. En ese sentido ha anunciado que tiene una oferta de 300 millones de euros sobre la mesa para la compra de todos los terrenos de Mestalla.

Soler enjuiciaba los últimos días en el entorno del Valencia. "Somos el hazmereir del mundo del fútbol, nadie se ha preocupado del equipo y nadie ha dirigido la estructura empresarial del Valencia. No hay derecho a lo que se ha dicho y cómo se ha tratado al club. El respeto cuesta conseguirlo y un mago -refiriéndose a Villalonga- lo que consigue es que el respeto desaparezca", comentó.

Azkargorta no seguirá

Posteriormente Vicente Soriano, hablando ya como presidente del Valencia, ha mandado un mensaje de tranquilidad a los aficionados y ha ratificado, en primer lugar, al técnico Unay Emery y al secretario técnico Juán Sánchez. Ha anunciado además un nuevo consejo de administraión, que se conocerá este viernes, y que se gestionará la parcela deportiva "con ambición y responsabilidad".

Soriano ha explicado además que las gestiones de Villalonga, especialmente el fichaje de Javier Azkargorta como director deportivo, no tendrán validez. "Vamos a intentar cambiar, dentro de la estructura que tenemos, todo aquello que pueda ser mejorable", ha dicho.

"Pretendo, deseo y quiero transmitir toda la tranquilidad. El Valencia va a tener un consejo de administración competente como para sacar este proyecto adelante con o sin dificultad. Haremos lo que haga falta", ha comentado.

Soriano ha asegurado a partir de ahora "tranquilidad" para trabajar y ha acusado a Villalonga de "tergiversar" muchas cosas del Valencia y de "no saber dónde llegaba".

"Entiendo que no va a haber problemas para que este Valencia salga adelante. Tiene recursos monumentales que no ha explotado. Hay que tratar de hacer la suficiente ingeniería para llevar adelante esta sociedad para que no tengamos ningún problema", ha concluido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.