Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | NBA

Los Supersonics se mudan de Seattle

La costosa reforma del KeyArena divide al propietario del club y al gobierno de la ciudad

Los Supersonics mudarán su sede la próxima temporada a la ciudad de Oklahoma City, tras el caso que enfrentaba al propietario del club y al gobierno de Seattle, divididos por la necesidad de hacer frente a una costosa reconstrucción del KeyArena valorada en 189 millones de euros. La ciudad y el equipo mantenían un contrato de arrendamiento hasta 2010 que el gobierno de Seattle se negó a cancelar, pese a que el pabellón no se encontraba en condiciones de acoger partidos de la NBA.

El propietario del equipo, Clay Bennet, decidió cambiar de sede y la justicia le ha condenado a pagar más de 28 millones de euros a Seattle y otros 19 millones si dentro de cinco años la ciudad sigue sin contar con un equipo. El comisionado de la NBA, David Stern, se felicitó por el fin del litigio y mostró su confianza en que la NBA vuelva a Seattle algún día. "La NBA sigue considerando a Seattle como una ciudad de primera clase que es capaz de servir como hogar para otro equipo. Si en el futuro surge la oportunidad de que un equipo tenga su sede en Seattle, apoyaremos para que así sea, siempre que la ciudad quiera y el Key Arena haya sido reconstruido", advierte Stern.

Los Supersonics abandonan de esta forma la que ha sido su casa desde la fundación de la franquicia hace 41 años, sede en la que lograron su único anillo en 1979. El cambio de ciudad es habitual en los grandes deportes de equipo estadounidenses. La última mudanza en la NBA se produjo en los Hornets, que se movieron de Charlotte a Nueva Orleans en 2002.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.