BALONCESTO | PREOLÍMPICO

Valdemoro: "Si metemos la quinta marcha, Cuba no aguantará"

España afronta mañana un trascendental envite en el Preolímpico femenino

La alero española Amaya Valdemoro ha calificado de "imprevisible" a la selección de Cuba, rival de mañana en el trascendental cruce de cuartos de final del Preolímpico de Madrid. La jugadora española ha querido de este modo advertir a sus compañeras para "no caer en los errores de concentración que costaron la derrota ante Brasil", si bien considera que si España mete "una ''quinta marcha'' a su juego, las caribeñas "no aguantarán el ritmo" como las cariocas. "Cuba es más de lo mismo, tiene un potencial físico descomunal y hace un despliegue de forma importante en cada partido, pero creo que si metemos una ''quinta marcha'' a nuestro juego, no aguantarán el ritmo, porque no tienen tanta calidad técnica como Brasil", explica Valdemoro, también ha destacado "la compenetración" del equipo cubano sobre la pista, ya que "todas juegan en la liga de su país y se juntan con mucha antelación para preparar estas citas, por lo que se conocen a la perfección".

El baloncesto en Pekín 2008

Gran parte del poderío de las cubanas llegará dentro de la zona, donde el equipo que dirige Alberto Zabala cuenta con un bastión reboteador llamado Yayma Boulet. "Es una jugadora con muchos kilos y centímetros, difícil de parar y que consigue intimidar al atacante, saben buscarla y ella sabe hacer daño aprovechando sus condiciones, pero no sólo hay que preocuparse de ella, porque también cuentan otras anotadoras desde el perímetro, como por ejemplo (Suchitel) Avila, que pueden ser letales". Asimismo, la flamante nueva jugadora del Ciudad Ros Casares hace autocrítica tras la derrota de ayer, donde quedaron al descubierto varias carencias de las españolas: "No podemos caer de nuevo en los errores de concentración que nos costaron el partido contra Brasil, una de nuestras principales armas es la defensa y el otro día presionamos bien muchas jugadas, pero después de 20 segundos a tope, cometíamos despistes muy inocentes que daban al traste con todo el trabajo".

Y es que para Amaya Valdemoro la falta de fluidez ante la canarinha se debió sobre todo "a fallos de atención". "Todos los balones sueltos y las segundas opciones eran para ellas, nosotras ni tuvimos ni supimos buscar una pizca de suerte en todos esos balones divididos que, aunque fuera pegándoles en la rodilla, siempre eran para ellas, por eso mañana no podemos tener estas lagunas de tensión, hay que salir a por todas y a ganar sí o sí, porque es el partido clave". Pese a todo, la jugadora de Alcobendas considera que la derrota frente a Brasil puede "traer efectos positivos dentro del equipo". "No debe afectarnos perder ayer, porque más o menos es igual jugar contra Cuba que con Bielorrusia, ambas tienen un nivel parejo, pero estamos dolidas, todavía tenemos un cabreo fuerte y esa rabia es la que debe servir para crecernos, un toque de atención así, después de la paliza a Fiji y acabar invictas todos los amistosos de preparación puede venirnos muy bien".

Lo más visto en...

Top 50