Samaranch: "Gervasio Deferr será el abanderado en los Juegos de Pekín"

El presidente de honor del COI ha charlado con los lectores de ELPAÍS.com

El abanderado español durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín será Gervasio Deferr, el doble campeón olímpico. Así lo ha confirmado el presidente de honor del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, en una charla con los lectores de ELPAIS.com, en la que también ha hablado sobre los próximos Juegos de Pekín, la polémica por la Copa Davis y la actualidad del mundo del deporte.

A preguntas de los lectores, el catalán ha mostrado su confianza en que la candidatura de Madrid pasará el corte para albergar los Juegos de 2016. "Lo de la rotación continental en los reglamentos olímpicos no existe, o sea, que Madrid puede ser designada ciudad que tenga el honor y la responsabilidad de organizar los Juegos Olímpicos de 2016". Según sus palabras, el COI "hará una preselección" entre las ocho ciudades candidatas, de las que posiblemente pasarán el corte "Chicago, Tokio, Río de Janeiro y Madrid".

En cuanto a la polémica por la situación en China de cara al verano, Samaranch ha dicho que el país asiático "se merecía estos Juegos", porque "está más que preparado" y "va a presentar unas instalaciones deportivas únicas en el mundo". Además, ha dejado claro que este acontecimiento "no corre ningún peligro de boicot". "Nunca se ha hablado de boicot, lo que se ha dicho es que algunas autoridades podrían boicotear la ceremonia de inauguración".

El presidente de honor también se ha pronunciado sobre la tensión entre la Federación de tenis y el equipo español de cara a la eliminatoria de la Copa Davis. "Tiene que haber unidad en el deporte, y mucho más cuando se va a jugar una semifinal tan importante como esta, contra EEUU". Como solución al conflicto, ha propuesto que los tenistas tengan "presencia en los órganos decisivos de las Federaciones", como ocurre en el COI, donde varios atletas en activo participan en las decisiones del organismo.

De cara al futuro, Samaranch ha admitido no tener "ningún proyecto", más allá de encontrarse en buenas condiciones para acudir a los Juegos de Pekín. "Es mi sueño dorado, seguramente serán mis últimos Juegos Olímpicos. Fueron unos Juegos adjudicados bajo mi presidencia, y mi ilusión es poder estar en China con mis amigos de allí".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50