Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | ACB | POLARIS WORLD MURCIA 72 - DKV JOVENTUT 92

El DKV suma y sigue

El equipo de Aíto García Reneses continúa con paso firme en la Liga y gana de 20 puntos

El DKV Joventut, liderado por Rudy Fernández y por el alemán Jan Jagla, ha demostrado una vez más encontrarse en un momento de forma extraordinario y ha ganado con autoridad al Polaris World Murcia, que encaja su mayor derrota de la temporada en su pista (72-92).

El equipo dirigido por Aíto García Reneses, camina con paso firme en la Liga y en la Copa ULEB tras haber conquistado ya la Copa del Rey, ha aplicado su rodillo en un encuentro que se mantuvo aparentemente igualado durante 25 minutos.

La superioridad en el rebote (42 capturas para el DKV y 30 para su rival) y los buenos porcentajes en los tiros de 2 para los verdinegros (54%) resultaron claves, así como el hecho de que el Joventut consiguiera 39 puntos desde más allá de la línea de 6,25 metros merced a sus 13 triples.

Pero al margen de los datos estadísticos, el DKV ha superado al Polaris sobre todo en intensidad cuando el partido transcurría por sus instantes más decisivos. El choque comenzó con cierta igualdad, pero con dominio visitante. De hecho, el único momento en el que el Polaris ha ido por delante se ha dado nada más iniciarse (3-2).

Solidez en ataque

A partir de ahí, el DKV, merced al acierto de Jagla y de Rudy, adquirió sus primeras ventajas, sentando las bases de lo que sería el encuentro. Un triple del escolta español situó el 12-18 en el minuto 7, lo que obligó al técnico local, Manolo Hussein, a pedir tiempo muerto. Su equipo reaccionó y gracias a la aportación de Lou Roe y Juanjo Triguero, niveló la contienda al final del primer cuarto (24-24).

El segundo periodo se jugó a impulsos. A un parcial de 0-6 favorable al DKV le siguió otro de 5-0 para el Polaris y el equipo badalonés volvió a poner las cosas en su sitio con sendos triples de Lubos Barton y Rudy Fernández (29-36 en el minuto 15). Los de Aíto hicieron daño con su juego exterior y con ese arma llegaron al descanso con el partido encarrilado (41-48).

De vuelta a la pista, el Polaris se centraba de nuevo y a base de coraje, se resistía a perder. El 50-53 que reflejaba el marcador hacía pensar que el equipo murciano podía repetir lo hecho ante el Axa Barcelona y el Tau Vitoria, dos grandes que esta temporada cayeron en el Palacio.

Pero el DKV se mostraba más sólido que barcelonistas y baskonistas en su día y, con dos triples consecutivos anotados por Demond Mallet y un mate estratosférico de Rudy en la cara de Triguero, le dispararon en el marcador (52-61, m.25).

Sin historia hasta el final

Fue el principio del fin para el Polaris, cuyos jugadores y también sus aficionados se dieron cuenta de que enfrente había un rival hoy por hoy inasequible para el equipo de Murcia. A pesar de que faltaba casi medio partido, éste parecía sentenciado y lo visto a partir de entonces fue un trámite, más que nada porque el DKV ya no aflojó.

El tercer cuarto concluía con diez puntos de ventaja para los verdinegros y el inicio del último periodo despejó cualquier duda. Cinco puntos seguidos de la Penya acabaron con la oposición de un rival que ya no creía en la posibilidad de ganar y se rindió a la evidencia.

La prueba de esto es que sólo consiguió diez puntos en un cuarto en el que hubo tensión cuando Triguero y Rudy Fernández, quienes ya venían ''picados'', se encararon sin que el incidente fuera a mayores.

Así se gestaba un nuevo triunfo del DKV Joventut, que continúa presionando al líder Real Madrid y que vencía en una cancha difícil. Hasta ahora, sólo el Madrid y el Unicaja Málaga, ambos por tres puntos, y el Fuenlabrada, por uno, habían sido capaces de vencer en el Palacio, donde la Penya pasó por encima del Polaris.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.