Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | FC BARCELONA

Bojan y Zambrotta se pierden el partido ante el Sevilla

El español padece una gastroenteritis mientras que el italiano llega a Barcelona con una elongación tras el amistoso Italia-Portugal

Los jugadores del Barcelona Bojan Krkic y Gianluca Zambrotta no actuarán en el partido del próximo sábado ante el Sevilla, debido a un proceso de gastroenteritis en el caso del delantero catalán y una elongación muscular, en el del italiano. Según un comunicado médico emitido por el club, Bojan no se ha recuperado del cuadro de gastroenteritis y mareos transitorios que ha sufrido los últimos días, por lo que el jugador llevará un tratamiento específico que le impedirá estar a disposición del técnico, Frank Rijkaard, para el partido del sábado, y volverá a la disciplina del grupo la próxima semana.

En el caso de Zambrotta, el jugador regresó del partido de ayer con la selección italiana ante Portugal con una elongación en el abductor medio de la pierna derecha, por lo que tampoco podrá estar en Sevilla, y estará aproximadamente una semana de baja. Ambas ausencias trastocan especialmente la planificación de Frank Rijkaard, que deberá buscar un ''nueve'' para el partido del Sánchez Pizjuán (Samuel Eto'o disputa la Copa de África) y podría recurrir a Oleguer, recién salido de una lesión, para ocupar el lateral derecho.

Rijkaard: "Ronaldinho es el número uno, no Messi"

Mientras el FC Barcelona sigue a la zaga del Real Madrid, el técnico holandés Frank Rijkaard considera que Ronaldinho sigue siendo "el número uno" por delante de Leo Messi, al que, en opinión del preparador, le quedan varios años de madurez. No obstante, Rijkaard confía en que el brasileño recupere su forma física para volver a ser titular."Ronaldinho sigue siendo el número uno de la plantilla". Messi lo sabe, y respeta la jerarquía del brasileño porque siempre quiere combinar con él en el campo. "Por lo que yo veo, Ronaldinho sigue siendo el número uno. También lo es para Messi. No es por nada que, cuando ''Ronnie'' entra en el campo, Messi siempre le está buscando. Y eso también lo da la madurez, porque para ayudar al compañero debes hacer las cosas como tienes que hacerlas, pero no buscarlo exageradamente", declara.Rijkaard no retira su confianza al crack brasileño, pero cree que "debe trabajar para volver a ser un gran jugador para el Barça". "Cuando se recupere, será uno de los mejores", ha declarado el técnico, que sostiene que puede volver a ser el Ronaldinho de antes, "cuando tenga suficientes minutos de entrenamientos y de partido". Para ello, Rijkaard pide sacrificio. "Yo espero que se recupere, pero no veo el futuro y depende de muchos factores y el factor principal es el propio jugador, que debe seguir trabajando y sacrificándose para llegar a donde quiere", añade."Messi es un talento, fenomenal, pero todavía no se puede comparar con Diego Armando Maradona. Ojalá pueda llegar a serlo algún día, pero es pronto para establecer comparaciones entre ambos, sobre todo cuando Maradona ya lo ha vivido todo, desde unos inicios muy joven hasta tener madurez, y Messi aún es joven y está trabajando para acabar su carrera. Es mejor esperar a que Messi tenga esa edad y esa experiencia", puntualiza."Se parecen físicamente, son argentinos, desequilibrantes, y puedo imaginar que la gente los compare, pero Maradona era muy completo. Yo lo conocí de cerca, en el campo, y además de sus acciones individuales, desequilibrantes, fenomenales, tenía una gran visión de juego, un último pase en profundidad, a Careca o a Caniggia, que hacían de él un jugador muy completo", recuerda Rijkaard, admitiendo que Messi debe aprender a soltar antes el balón.A juicio del técnico, "eso lo da la experiencia y la madurez de manera natural". "No me gusta hablar de las cosas que le faltan a Messi porque sólo verlo en el campo ya es un placer. Con los años, los grandes jugadores consiguen automáticamente esas cosas, porque saben lo que es mejor para él y para el equipo. Eso Maradona lo sabía casi de memoria, lo llevaba dentro, era su instinto", continuó, reiterando su admiración por Diego.De la misma manera, se refirió el holandés a su futuro como entrenador. "Yo miro partido a partido y me gustaría ganar todos los partidos que nos quedan. Al final de la temporada hay muchísima gente que puede sacar conclusiones, incluso yo", ha manifestado, sin aclarar si se plantearía renunciar al cargo a finales de la temporada en caso de sumar una segunda temporada sin títulos, pese a que tiene contrato en vigor con el club hasta 2009.Rijkaard insistió en su idea de "cumplir el trabajo", aunque reiteró su agradecimiento al presidente del Barcelona, Joan Laporta, que ha manifestado que Rijkaard seguirá hasta que él quiera y que continuase hasta concluir su mandato en 2010. "Agradezco las palabras y la confianza del ''presi'', porque es importante para la unidad", afirma.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información