Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL INTERNACIONAL

"Si vuelvo, me acuchillarán"

Al Bangura, futbolista del Watford inglés, ha sido condenado a regresar a su país, Sierra Leona, tras cumplir la mayoría de edad

"No es la historia de un futbolista, es la historia de un hombre, casi un niño". Así comienza el comunicado con el que la asociación de futbolistas profesionales, FIFro, ha manifestado su apoyo a este joven de 19 años.

El diario inglés The Independent recoge la historia de este jugador del Watford, de la segunda inglesa. Alhassan Bangura tenía 15 años cuando abandonó Sierra Leona. Y aparte de malos recuerdos no tiene más nexos de unión con este país. "Watford FC es mi familia" ha dicho el jugador. "No estaré a salvo. Si vuelvo, algo me pasará. Alguien intentará acullillarme. Perderé mi vida", fueron las palabras de Al Bangura cuando supo que debía volver.

"De acuerdo con la ley inglesa, pronto será expulsado de Inglaterra, dónde llegó como refugiado permanente. Ha cumplido la mayoría de edad y se le ha negado el permiso de residencia a pesar de que este padre de un niño de dos semanas quiere seguir trabajando y viviendo en Gran Bretaña", dice el comunicado de la FIFro. Según la ley inglesa un jugador extranjero procedente de un país cuyo ránking FIFA está por debajo del puesto 70, como pasa con Sierra Leona, y que nunca haya representado a su selección nacional en la alta competición no tiene derecho a un contrato profesional.

Al Bangura también ha recibido el apoyo de su club. "Es una noticia terrible para todos y ha supuesto un gran shock en el Watford FC" dice Iain Moody, director deportivo del Watford. "He hablado con Al por teléfono y está confuso y asustado por lo que pueda sucederle a él y a su familia", concluye Moody.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.