Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO

Kimi Raikkonen, el 'hombre de hielo'

El finlandés de Ferrari logra el Campeonato del Mundo

Kimi Raikkonen nació el 17 de octubre de 1979 en Espoo, Finlandia. Es un tipo introvertido que se autodenomina "hombre de hielo" por su frialdad. Como otros pilotos de Fórmula Uno, Raikkonen se inició el mundo del automovilismo en karting, cuando tenía 10 años. La primera vez que se subió a un coche de carreras fue en 1999, con 20 años. Raikkonen corrió cuatro carreras con el equipo Haywood Racing. También participó en Fórmula Ford Euro Cup, con el equipo Manor Motor Sport ganó las cuatro pruebas que disputó. En 2000 participó en el campeonato Renault británico, donde ganó el título con relativa facilidad, y en Fórmula Renault. De las 23 carreras que había disputado, Kimi consiguió un porcentaje de victorias superior al 50%.

El finlandés hizo su debut en la Fórmula Uno con la escudería suiza Sauber en 2001. La FIA le concedió la superlicencia, a pesar de que no había participado en ninguna carrera de la F3000. Su primer carrera fue el Gran Premio de Australia de 2001. Consiguió un punto tras quedar sexto. Raikkonen ayudó, con 9 puntos en su temporada de debut, junto con su compañero de escudería, Nick Heidfeld (12 puntos), a que el equipo Sauber consiguiese la cuarta posición general en el campeonato de constructores, el mejor resultado de su historia. Su buena actuación en el año de su debut no pasó inadvertida y McLaren lo eligió para sustituir al también finés Mika Häkkinen. El doble campeón del mundo se retiró al finalizar el campeonato 2001.

En McLaren tuvo como compañero al experimentado David Coulthard, al que superó en varias ocasiones. El piloto estuvo muy cerca de conseguir su primera victoria en el Gran Premio de Estoril (Portugal), pero una mancha de aceite sobre el asfalto en la horquilla de Adelaida se lo impidió.

La temporada 2003 confirmó a Raikkonen como serio aspirante al título mundial. El finlandés ganó su primer Gran Premio de F1 en Malasia y le disputó el título mundial a Michael Schumacher hasta la última carrera del Campeonato. Con este precedente, el 2004 se presentaba como un año muy prometedor para Kimi. Muchos los señalaban como el gran candidato para terminar con la supremacía del 'kaiser' de los últimos años. McLaren Mercedes comenzó la temporada soñando con su nuevo gran bólido, el MP4-19, pero el equipo se dio cuenta de que el coche no era lo suficientemente competitivo. Raikkonen se veía obligado a abandonar carrera tras carrera por averías mecánicas en el inicio de la temporada y su motivación iba a menos. Pero cuando el finés pudo contar con un coche más competitivo resurgió y comenzó a conseguir puntos de manera regular. Aún así, Raikkonen tuvo que conformarse con un séptimo puesto final en el Campeonato y con una sola victoria, la conseguida en Spa Francorchamps.

La temporada 2005 supuso un cambio radical para el finlandés y también para McLaren Mercedes. El finlandés no pudo finalmente superar a Alonso en la carrera por el título mundial, pero completó un año fantástico que sólo se vio empañado por los problemas de fiabilidad de Mercedes. Kimi Raikkonen superó con creces a su nuevo compañero, el colombiano Juan Pablo Montoya, ganó siete Grandes Premios y no cometió un solo error grave en su pilotaje a lo largo de toda la temporada.

Raikkonen continuó en McLaren en 2006 con la esperanza de poder alzarse finalmente campeón del mundo, pero no logró ni un solo triunfo. Aún así, volvió a superar a su compañero Montoya, que dejó el equipo a mitad de temporada. Fernando Alonso anunció su marcha de Renault a McLaren y Michael Schumacher su retirada de la Fórmula Uno. Así las cosas, Raikkonen decidió marcharse a Ferrari. Y se convirtió en el mejor debutante al volante de un Ferrari en la historia del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, al haber logrado el triunfo en el Gran Premio de Australia, vuelta rápida y primer puesto en la formación de salida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.