Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RUGBY | MUNDIAL

Un partido de cuartos con amenazas de muerte

La Federación Internacional de Rugby apoya al árbitro Wayne Barnes que recibió amenazas tras el partido entre Nueva Zelanda y Francia

La Federación Internacional de Rugby (IRB) ha mostrado su apoyo al árbitro inglés Wayne Barnes, que ha sido amenazado de muerte tras haber cometido algunos errores en el partido de cuartos de final que el pasado sábado enfrentó a Nueva Zelanda con Francia.

En un contundente comunicado, la IRB califica de "injustificadas" las críticas al árbitro, que a sus 28 años es el más joven del Mundial, y le expresa su solidaridad y apoyo. Al mismo tiempo señala que "el nivel del arbitraje está siendo el más alto visto nunca en un Mundial".

Barnes mostró una litigiosa tarjeta amarilla al neozelandés Luke McAlister y, posteriormente, no vio un balón adelantado de los franceses que estuvo en el origen del segundo ensayo "bleu" y que, a la postre, fue decisivo en la derrota de los "All blacks". El colegiado inglés recibió insultos e incluso amenazas de muerte a través de varias páginas de internet.

La IRB ha defendido el sistema de designación de árbitros. Su responsable, el neozelandés Paddy O''Brian, también ha restado importancia al error de Barnes y ha asegurado que si no arbitra más encuentros en lo que resta de Mundial no es una consecuencia de su actuación en el encuentro del pasado sábado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.