Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL INTERNACIONAL

Espantada de Ronaldo en Milan

El delantero brasileño, acusado de dopaje por el CONI, evita a los medios italianos a su llegada a la ciudad lombarda

El delantero brasileño Ronaldo ha llegado hoy a Milan, en medio de la polémica por el tratamiento al que ha sido sometido en Brasil para superar una lesión muscular que le tiene de baja desde hace más de un mes, aunque abandonó el aeropuerto por una puerta secundaria para evitar a los numerosos periodistas que lo esperaban. A raíz de la lesión que sufrió el 31 de julio, el atacante recurrió a numerosos doctores europeos, de Italia y Bélgica, y al final decidió viajar a Brasil para consultar al médico de la selección, José Luiz Runco.

No obstante, el delantero brasileño se ha topado con la postura del Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI), que ya ha anunciado que pretendía analizar si la terapia a que supuestamente se había sometido el jugador supone un caso de dopaje. La terapia genética conocida como "Factor del Crecimiento" consiste en sacar al paciente unos 30 ó 40 centímetros cúbicos de sangre, que luego es centrifugada para obtener un concentrado que después se le inyecta en el músculo dañado.

Aunque el tratamiento es legal en Italia, requiere de un pedido de autorización por parte del hematólogo que vaya a realizarla, que en este caso no habría sido hecho. Pese a ser cuestionada en Italia, Runco considera que la terapia es legal y tiene resultados. "Este tratamiento es una técnica que viene siendo utilizada hace ocho años en todo el mundo y en ningún momento hubo una protesta que la considerase un dopaje", afirmó el médico en sus declaraciones a la televisión Globo.

El brasileño ha eludido a los medios de la capital lombarda, pero ha ofrecido su particular versión en él canal de televisión del Milan. "No sé cuando volverá a jugar, ya que en el caso de las lesiones musculares es siempre muy difícil fijar un tiempo para volver. Ahora haremos las cosas justas para regresar (a los campos de juego) lo antes posible", ha afirmado Ronaldo. "Las relaciones con los doctores siempre han sido transparentes y sinceras y continúan siendo muy buenas. El doctor Runco me ha aclarado algunas cosas y creo que estamos en el camino recto".

Versiones opuestas

El club lombardo también ha emitido un comunicado, firmado también por Runco, en el que señala que Ronaldo no fue sometido a la terapia en base a "factores de crecimiento", pero, según el Corriere dello Sport, Runco le confirmó el domingo al diario que Ronaldo fue sometido a este tratamiento. El Milan, además, está molesto con el jugador por no haber confiado en sus propios médicos, según afirma el periódico deportivo italiano. El jefe del equipo médico del Milan, Jean-Pierre Meersseman, dijo el lunes que Ronaldo requeriría de otro mes para poder volver a jugar.

Ahora, expresó que están "en el punto cero", ante lo cual se excluye que pudiera volver el 7 de octubre para el partido Lazio-Milan y se podría postergar su vuelta al 21 para el encuentro Milan-Empoli. Meersseman dijo que espera que confíe en ellos, aunque reconoció que se equivocaron en el primer diagnóstico, que concluyó que se trataba de una simple elongación de primer grado en su muslo izquierdo. "Inmediatamente después de la lesión, se realizó una ecografía y al día siguiente una resonancia magnética y otra ecografía, que indicaban que era de segundo grado". Reconoció que esto irritó a Ronaldo: "El radiólogo, equivocadamente, le había dicho que se habría recuperado en cinco o seis días y esto tuvo obvias repercusiones para el jugador".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.