Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:PREMIER LEAGUE

Ellas mandan

Algunos técnicos de la Premier denuncian la afición desmedida a las tiendas de las mujeres de los futbolistas

Definitivamente, las mujeres han tomado el mando; por suerte, en la mayoría de los casos. Allá quedan esos tiempos en los que las esposas de las grandes estrellas del deporte figuraban en las instantáneas de los medios como meros elementos de atrezzo. Ahora, ellas llevan los pantalones. Al menos, eso es lo que se desprende de las palabras de algunos entrenadores de la Premier League inglesa, que denuncian la afición desmedida a las tiendas que caracteriza a las esposas de los futbolistas. El culto al shopping de las Victoria y compañía se ha convertido en un motivo de preocupación para los técnicos, que no logran materializar determinados fichajes por los caprichos de sus parejas.

El último damnificado, el actual entrenador del Sunderland y ex capitán del Manchester United, Roy Keane. El irlandés, en su día conocido por su fuerte temperamento además de por su habilidad en el campo, lamenta que las 'WAGS' -'Wives and Girlfriends', pesudónimo burlón utilizado en Inglaterra para referirse a las mujeres de los jugadores- las que muchas veces determinen las decisiones profesionales de sus parejas. "Si un jugador no quiere venir al Sunderland, no pasa nada, pero si decide que no quiere venir porque su mujer quiere irse de compras en Londres, entonces es triste", comenta Keane.

El ex del United señala que en ese último caso, se trata de una decisión "motivada por un estilo de vida, en lugar de por el fútbol" y añadió que eso le indicaba "que el jugador es débil y que su mujer controla su vida. La idea de que sean las mujeres las que dirijan el espectáculo me preocupa, pero este tipo de jugadores son blandos. Han cambiado las prioridades de los futbolistas y ahora se las dictan sus esposas", lamenta Keane.

Las quejas del técnico del Sunderland surgen tras los intentos fallidos por fichar este verano a algunos grandes futbolistas, que al parecer han rechazado sus ofertas por deseo de sus parejas. "Aunque se trata de casos diferentes cuando hablamos de equipos como el Chelsea, el Arsenal y quizá el Tottenham Hotspur, si los jugadores empiecen a fichar por clubes sólo porque éstos están en Londres, claramente se debe a las tiendas". Un claro ejemplo de esta conducta se produjo durante el Mundial del 2006 en Alemania, donde las mujeres y novias de los internacionales ingleses, entre ellas la española Elen Rives, prometida del jugador del Chelsea Frank Lampard, acapararon las portadas de los medios británicos, que se hicieron eco de las desmedidas compras de las chicas y de sus fiestas aderezadas de conductas exageradas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.