Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | ESPAÑA 82 - PORTUGAL 65

España consigue su vigésima victoria consecutiva ante Portugal

Los de Pepu Hernández vencen con una amplia diferencia a su primer rival en el Eurobasket

España se ha impuesto a la selección de Portugal por 82-65 en su segundo encuentro de preparación para el Campeonato de Europa, ante el mismo rival con el que abrirá el torneo continental. Los campeones del mundo han sido irregulares en su ritmo y hasta el último cuarto no impusieron su calidad.

La falta de continuidad en el juego que todavía evidencia el equipo español se ha unido en Logroño a algunos minutos de poca tensión defensiva, con lo que le ha sido complicado frenar a unos portugueses voluntariosos y con mucha fe en su juego. España no tiene todavía el ritmo y la soltura que se espera del Campeón del Mundo, algo normal en su segundo encuentro de preparación. Por ello los jugadores de "Pepu" Hernández tardaron en entrar en el partido y dieron muchos minutos de "respiro" a Portugal, con menos recursos técnicos, pero mucha voluntad y mentalización defensiva, rozando a veces la dureza.

De hecho, Portugal ha iniciado el partido con buenos porcentajes en el tiro exterior (Silva, 2 triples) y fuerte en defensa, lo que le ha valido para mandar en el marcador durante más tiempo del que esperaba. Mientras España buscaba su identidad, dio seis minutos de

"regalo" a Portugal (7-13). Entonces ha llegado la primera demostración de autoridad de los españoles, que han igualado el partido en sólo tres minutos. Portugal seguía a lo suyo, tiraba todo lo que podía -11 intentos de tres en dos cuartos- y defendía con agresividad, aunque se cargaba de faltas y, tampoco le servía para frenar a los españoles más decididos a atacar, Reyes y Rudy Fernández, principalmente.

Falta de ritmo

Dada la falta de ritmo de los españoles, el choque ha seguido igualado y ha llegado al descanso con un 35-33 difícil de prever ante la diferencia entre el baloncesto de los dos países. El panorama no mejoró mucho para España en el tercer cuarto, tanto por la falta de velocidad en ataque como por la endeblez de la defensa sobre los exteriores portugueses, empeñados en tirar y muy animados por lo que veían en el marcador.

Porque para un recién llegado a la elite del baloncesto europeo como el equipo luso -que disputará su primer campeonato continental- era un logro mantenerse por delante de España (43-48 a cinco minutos del final del cuarto y 48-50 a tres) e, incluso, estar a una distancia corta, como los cinco puntos que reflejaba el luminoso en su contra al final del tercer periodo (60-55).

En los últimos diez minutos, España trató de ser más veloz, pero no ganó en precisión, y, además, a Portugal tampoco le interesaba ese juego y trató de impedir la fluidez en ataque de los de Pepu Hernández. Así, los portugueses siguieron cerca varios minutos (64-59 a 6 minutos del final). Pero tres "destellos" de los campeones del mundo, entre ellos un triple de Navarro, sirvieron para enderezar el partido en los últimos cuatro minutos, que fue el único momento del partido en el que España superó los diez puntos de ventaja y optó por recrearse.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.