Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | CELTA 2 - GETAFE 1

Victoria y descenso para el Celta

Balaídos enmudece ante el regreso de los de Stoitchkov a Segunda pese a conseguir una victoria agónica

El Celta competirá la próxima temporada en Segunda División tras las victorias de Athletic de Bilbao y Betis que hicieron inútil la remontada de los de Stoichkov ante el Getafe (1-2). El milagro de la salvación duró doce minutos, los que pasaron entre el segundo gol celeste y el primero del Betis, curiosamente obra de un ex céltico, Edú, quien hacía las veces de verdugo del que fuera su equipo y con el que descendiera hace tres temporadas al infierno. La esperanza se esfumó en Balaídos en el minuto 77.

Hasta entonces el Celta soñó con la salvación, no sin sufrimiento, ante un Getefe que tardaría poco en despejar la incógnita de saber a qué habían venido; Aunque plagado de suplentes los madrileños no fueron ni mucho menos un invitado de piedra, muy al contrario pusieron casi todo el juego, las oportunidades, y le hicieron la vida imposible al Celta.

Los de Stoichov fueron presos de sus circunstancias. Precipitados y apurados en su juego deslavazado, les pudo la ansiedad lo que se tradujo en una defensa muy insegura y en constantes pérdidas de balón en la parcela ofensiva. La ausencia de Canobbio (con su selección), pero sobre todo de Baiano (sancionado) se dejó notar y mucho. Stoichkov recolocó hasta en tres ocasiones a sus hombres de ataque.

Tanto es así que hasta el minuto 22 no fueron capaces de disparar entre los palos del Getafe (Núñez de fuerte disparo raso desde fuera del área); Para entonces, los madrileños ya habían avisado en dos ocasiones y sólo tres minutos más tarde marcaría el 0-1, obra de Redondo, quien se aprovechó de un rechace dentro del área para, sin marca de ningún defensor, batir a Pinto. Balaídos enmudeció, la salvación estaba cada vez más lejana.

Nené tuvo una buena oportunidad de empatar sólo dos minutos después en un disparo que salió rozando el palo; Fue la mejor oportunidad de un Celta que seguía jugando a remolque. Por el contrario el Getafe lo hacía fácil, llegaba con pasmosa facilidad, en especial Manu que hizo lo que quiso, y siguió llevando el miedo; En el 30 Nacho, libre de marca, recibe en banda izquierda el balón que cede a Maris quien se la juega en un mano a mano con Pinto. El meta celeste aborta la oportunidad. Y sólo dos más tarde, lo mismos protagonistas, pero ahora con los papeles cambiados vuelven a gozar de una nueva oportunidad tras un error garrafal de Lequi.

El Getafe perdonó y el Celta empató. Fue en una jugada polémica. Con Licht tumbado en el área viguesa, los celestes no echaron la pelota fuera sino que salieron al contragolpe. Bamogo completó la jugada con un disparo a media altura que acabó por batir a Luís García entre las protestas enérgicas del banquillo visitante.

Con el 1-1 el Celta volvía a meterse en el partido y la grada estalló. Pero los de Stoichkov continuaron a expensas de un Getafe que seguía emperrado en hacerle la vida imposible a los de Vigo; El Celta se fue al descanso siendo equipo de Segunda División. No cambiaron mucho las cosas en la reanudación en Balaídos pero si en los otros campos dónde el Celta también se la jugaba. Necesitaba la victoria ante los de Schuster y que Betis y Bilbao no ganasen sus respectivos compromisos. A los diez de la segunda mitad llegó la primera mala noticia, el Athletic se adelantaba.

Nuevo mazazo

Y el Getafe que apunto estuvo de marcar el segundo en un disparo de Maris que se perdió por poco. Con todo el Celta también tuvo las suyas, una muy buena de Gustavo López quien en un saque de falta optó por disparar directamente a portería cogiendo a todos por sorpresa. El balón pegó en el poste.

Y entonces llegó el gol de la victoria, el que dejaba al Celta en Primera Divisón, al menos momentáneamente gracias al Betis incapaz de mover el 0-0 inicial ante el Racing de Santander. Lequi remataba de cabeza un saque de falta botado desde la banda derecha y la grada explotó de felicidad. Quedaban entonces veinticinco minutos de nervios por delante. El Athletic marcaba al poco el segundo y el Betis se ponía por delante. Balaídos enmudeció. El Celta volvía ser equipo de Segunda.