Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia americana retiene la denuncia por los altercados en el GP de Indianápolis de 2005

Los espectadores denunciaron que hasta siete escuderías boicotearon la disputa de la carrera

El juzgado de Apelación americano ha decidido retener la denuncia contra los responsables de la Fórmula1, el fabricante de neumáticos francés Michelín y el circuito de Indianápolis, después de los acontecimientos sucedidos en este Gran Premio el pasado 2005. La denuncia se produjo como consecuencia por los trastornos ocasionados a los espectadores asistentes a la carrera después de que hasta siete escuderías boicotearan la disputa de la carrera.

Dichos equipos se negaron a participar en la prueba si no se garantizaban más medidas de seguridad después de que la marca de neumáticos Michelín se equivocara en la selección de las ruedas para los monoplazas.Los catorce pilotos se negaron a salir como medida de protesta justo instantes antes de ponerse los semáforos en verde. Tras conocer la noticia, el enfado de los aficionados se tradujo solicitando no sólo la suspensión de la carrera, sino además que ésta fuera competitiva.

El juez jefe Frank Easterbrook denegó ayer las quejas con un sumario de catorce páginas. En estos folios, Easterbrook explica que la carrera reducida de seis pilotos estaba permitida bajo las normas de la Fórmula1 y " puesto que está claro que los demandantes pudieron gozar de una carrera como estaba previsto, se entiende que estos no tienen el derecho adicional a una prueba competitiva o a los pilotos que sí compitieron bien en su momento".

Este conflicto amenaza con meses de inestabilidad en el futuro de la carrera de Indianápolis dentro del Mundial para los próximos años. La cita con el trazado americano en el Mundial de 2007 está fijada para el próximo 17 de junio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.