Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Llega la 'Clericus Cup'

Sacerdotes y estudiantes disputarán la final de la 'Champions del Vaticano' el próximo sábado

El sábado se jugará la final de la 'Clericus Cup', el primer campeonato pontificio de fútbol para sacerdotes y seminaristas de todo el mundo, iniciada el pasado 24 de febrero y ya considerada como toda una 'Champions del Vaticano'. Una final que se jugará en el campo de hierba artificial del Oratorio de San Pedro y que enfrentará a los sacerdotes y estudiantes de la Pontificia Universidad Lateranense contra los neocatecumenales del Redemptoris Mater.

La Pontificia Universidad Lateranense dejó en las semifinales en la cuneta al equipo de los Legionarios de Cristo Mater Ecclesiae (7-6 en lo penaltis), mientras que el Redemptoris Mater batió al Colegio trasteverino del Sede Sapientie por un 1-0, con un tanto anotado por el costarricense Pedro Ugalde. Al partido han sido invitados, por el Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, gran apasionado de fútbol, impulsor del torneo y que siendo arzobispo de Génova retransmitió para una televisión local un partido, tanto los presidentes del Comité Nacional Olímpico Italiano, Gianni Petrucci, y de la Federación Italiana de Fútbol, Giancarlo Abete.

Se tratará de un nuevo enfrentamiento entre ambos equiops, pues ambos ya se midieron sobre un terreno de juego el 16 de abril, al estar integrados en el grupo B clasificatorio. Ese día fue el cumpleaños del papa Ratzinger. La victoria, entonces, fue para el Redemptoris Mater, en cuya formación hay varios sacerdotes suramericanos (Ecuador, Chile, Costa Rica y Perú) y que acude a sus partidos con varios centenares de seguidores. Eso sí, el sábado contará con la baja por lesión de su jugador marfileño. En el equipo de la Pontificia Universidad Lateranense también hay representación suramericana, al jugar un sacerdote colombiano. Asimismo, están dos polacos, un bosnio y un macedonio.

Mediático

Será la final, a las espaldas del famoso 'Cupulone' (Cúpula) del Vaticano, de un torneo que causó gran espectación y curiosidad, como se evidenció en su partido inaugural seguido por una gran número de periodistas, italianos y extranjeros, y por cadenas televisivas de varios países. El torneo fue promovido por el Centro Deportivo Italiano (CSI), ente de promoción de inspiración católica, que acogió a jugadores de 50 naciones (entre ellos los pocos futbolísticos Ruanda, Vietnam, Papúa-Nueva Guinea o Myanmar) y de los cinco continentes, con 311 futbolistas repartidos en 16 equipos, divididos en dos grupos.

Un torneo, que contó con el beneplácito del Vaticano ya que su principal objetivo era "hacer del deporte un instrumento educativo capaz de responder al malestar, no sólo juvenil, que colma a la sociedad", según explicó en su día el presidente del CSI, Edio Costantini. Al campeón el sábado le será entregada una Copa a forma de balón plateado que está cubierto por un sombrero a "Saturno" (obligatorio en los seminarios hasta finales de 1964) y bajo el cual están dos botas de fútbol. Ello porque, como se dijo en el día de su presentación, un "verdadero cristiano debe estar con la cabeza en el cielo y los pies en la tierra". La 'Champions Vaticana', pues, se decidirá el sábado, tres días después de la disputada y ganada por el Milán ante el Liverpool. Y ante el éxito alcanzado, ya se apunta que tendrá una continuidad el próximo año.