Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebellin amarga el cumpleaños de Valverde

Rebellin ha llegado en solitario a la cima de Huy y Valverde no ha podido aguantar el tirón de la cabeza a apenas 400 metros de la meta

El italiano Davide Rebellin, del Gerolsteiner, ha impedido que el español Alejandro Valverde celebrase su cumpleaños con victoria en la Flecha Valona con un triunfo incontestable en el tramo decisivo del Muro de Huy, donde el actual líder del UCI ProTour ha vuelto a saborear el el triunfo, que ya conoció en esta prueba en 2004.

Rebellin, a sus 35 años, ha optado por la experiencia a la hora de la verdad para llegar en solitario a la cima de Huy, con algunos segundos por delante de Valverde, que no pudo aguantar el tirón de la cabeza a apenas 400 metros de la línea de meta. El italiano, inédito desde hace tres años, temporada en la que ganó tres clásicas, ha reforzado además su liderato del Pro Tour ganando la misma carrera que cerraba hasta el momento su palmarés, en la que suma 46 victorias desde su debut profesional en 1992.

El jefe de filas del Gerolsteiner amplió la gloria de su equipo luego del triunfo del alemán Schumacher en la Amstel del pasado domingo, y tuvo el honor de imponerse por delante de los dos últimos vencedores: Valverde y Di Luca. Con un tiempo de 4h.47.46 cubrió los 202,5 kms entre Charleroi y Huy, lugar santo del ciclismo belga, y talismán para Rebellin, ya que en esta cima remachó en 2004 su triplete en las clásicas, cuando ganó en la Amstel, Lieja-Bastoña y Flecha Valona.

La estrategia apuntaba a Valverde como candidato a renovar el dorsal número uno. El equipo de Unzue lanzó por delante a Joaquín Rodríguez a 10 kms de meta. El catalán ha abierto hueco y eso le ha permitido al doble subcampeón mundial dejar el trabajo a sus rivales, cuando marchaba en la persecución junto al alemán Kessler (Astana), el luxemburgués Kirschen (T-Mobile) y el italiano Di Luca (Liquigas). Pero el pelotón se ha echado encima, no solo del grupo de Valverde sino del propio Joaquín Rodríguez, que ha cedido los trastos a 1300 metros de la meta, justo cuando el muro mostraba sus temibles rampas del 9 por ciento de desnivel.

Valverde y Oscar Freire han aguantado el tirón inicial, pero a medio km del final se ha producido un corte en cabeza que ha retrasado unos metros al murciano. Kessler ha aprovechado para atacar y Rebellin se le ha pegado como una lapa. Ha sido entonces cuando el italiano, curtido en mil batallas, ha sacado el libro del clasicómano para sentenciar con un puñado de pedaladas de potencia que le han conducido hacia lo más alto del podio, desde donde divisó la Lieja-Bastoña, la cita del domingo.

La Flecha Valona ha respondido al guión de batalla desde el principio. En el km 40 se ha formado la escapada que ha animado la carrera con 4 corredores, el español Gorka Verdugo (Euskaltel), los franceses Freddy Bichot (Ag2r) y Christophe Le Mevel (Credit) y el suizo David Loosli (Lampre). El cuarteto ha aguantado hasta el primer paso por el Muro de Huy (km 65) con 6.50 minutos de adelanto, la máxima diferencia alcanzada. Más tarde el Caisse de Valverde ha acelerado el ritmo y el pelotón ha reducido la desventaja en el segundo paso por la cima de la mítica cota con 4.40 minutos y los favoritos en puestos de cabeza.

Las diferencias han ido menguando, así como el grupo de fugados, ya que poco a poco han ido cediendo. El que más ha resistido ha sido verdugo, hasta la pancarta de 45 kms de meta, cuando el pelotón ha avisado de sus intenciones. Más tarde han intentado la sorpresa el ruso Ivanov (Astana) y el español Juan José Cobo, el ganador de la Vuelta al Paías Vasco, que se propuso catar el aroma de una gran clásica, aunque esta vez sin suerte.

Mientras el campeón del mundo, el italiano Paolo Bettini se perdía en la cola de pelotón, sin opciones. El Caisse D''Epargne preparaba la fiesta de Valverde, pero al final las velas del triunfo las ha soplado Davide Rebellin, el líder del Pro Tour.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.