Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Un brillante Cobo se adjudica la Vuelta al País Vasco

"Vencer aquí te puede cambiar la vida", señala el corredor español del Saunier Duval

Juan José Cobo (Saunier Duval-Prodir) se ha proclamado vencedor de la 47a. Vuelta Ciclista al País Vasco, carrera del UCI ProTour que ha concluido con una contrarreloj individual de 14 kilómetros, con salida y llegada en Oiartzun (Guipúzcoa), en la que se ha impuesto el también español Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi). Ambos corredores se llevaron los mejores premios en una espectacular crono que supuso el justo punto final a una carrera memorable, tanto por su exigente recorrido como por la batalla que se planteó entre los mejores en cada una de las seis etapas disputadas.

Si hasta la quinta jornada la prueba fue ejemplar, la cronometrada final resultó inmejorable para la gran cantidad de aficionados que acudieron a presenciarla en directo, que tuvieron emoción y, la mayoría de ellos, el triunfo de unos de sus corredores. Con Cobo (21:40) y Samuel (21:36) colaboraron al espectáculo Ángel Vicioso (22:16) y Alberto Contador (21:38), que pelearon como jabatos por alcanzar sus respectivos objetivos, el de Vicioso la victoria final y el de Contador la de la etapa. El corredor del Relax-Gam mantuvo la incertidumbre de quien iba a ser el ganador final hasta mitad de recorrido, a donde llegó cediendo 13 segundos con respecto a Cobo. Antes, en la primera de las tres subidas del trayecto, había logrado enjugar la desventaja de un segundo con la que partió en la salida.

No aguantó el ritmo de su único rival y no pudo lograr su propósito, pero dio la cara hasta el final y evitó que el excepcional rendimiento de Samuel le birlase la segunda plaza. Lo del líder del Euskaltel fue para quitarse el sombrero. Tras ceder 14 segundos en menos de 3 kilómetros con respecto a un desbocado Alberto Contador, el asturiano voló en el resto del recorrido. Sobre todo el de la durísima cuesta final, en la que se hizo con una victoria que parecía ya para el madrileño del Discovery Channel. Contador, que ayer viernes criticó la peligrosidad de una crono llena de trampas de diferentes tipos para los corredores, pareció olvidarse hoy de sus palabras y se batió el cobre como cabe esperar de un corredor de su clase en una prueba del prestigio de la que promueve Organizaciones Deportivas El Diario Vasco.

Motivación parecida mostraron otras dos indiscutibles estrellas del pelotón internacional, Alejandro Valverde (Caisse D''Epargne) y Damiano Cunego (Lampre-Fondital), quienes no tuvieron reparo en esforzarse al máximo en una jornada con riesgos y en la que no tenían demasiado que ganar. Cuarto y quinto en meta, Cunego (21:50) y Valverde (21:58) precedieron en la clasificación de la etapa a José Ángel Gómez Marchante (22:17), a quien el juego táctico de la etapa del miércoles con final en Vitoria y, sobre todo la caída de la jornada del viernes, probablemente le hayan impedido repetir su brillante triunfo de 2006.

No le habrá importado demasiado al jefe de filas del equipo de Joxean Fernández Matxin no acabar primero de la carrera, a la vista de quien le ha relevado. Que no ha sido sino su compañero Juanjo Cobo, al final el mejor corredor de la semana y, a sus 26 años, prometedor aspirante a muchas cosas en el futuro. Después de haber asombrado con sus triunfos en la primera y la cuarta etapa, y de haber estado tres días líder, "el bisonte de la Pesa" -apodo en honor al barrio de la localidad cántabra de Cabezón de la Sal donde vive- se permitió hoy el lujo hasta de disputarle el triunfo a un tremendo Contador y un brillantísimo Samuel. Recordando sus tiempos de especialista en cronometradas cuando era aficionado, a Cobo solo le separaron 4 segundos de la victoria de etapa y 2 del segundo puesto. Con tan impresionante rendimiento, Cobo fortaleció su liderato, en el que acabó con 37 segundos de ventaja sobre Vicioso. El asturiano Samuel Sánchez (a 1:16), ganador hoy, cerró el podio, a 1:16 del ganador.

"Impresionante"

El se ha mostrado muy satisfecho por el triunfo. "Una carrera como ésta no creo que esté al alcance de todo el mundo y a partir de ahora he demostrado que puedo optar a ganar cualquier vuelta de una semana". En cuanto a la etapa de hoy, ha reconoocido que no ha podido evitar sentir ciertos nervios. "Hoy todo el mundo me decía que saliera sin presión, que ya había cumplido, pero estaba nervioso porque ganar País Vasco te puede cambiar la vida". El cántabro, que se ha impuesto en dos etapas de la prueba, calificó su triunfo de "impresionante. Venía aquí en muy buena forma, pero siempre con la idea de trabajar para Marchante y Koldo Gil. Pero el primer día cogí la fuga y luego he tenido mucha confianza en mis posibilidades".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.