Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | ATLÉTICO 1 - MALLORCA 1

El Atlético se atasca en el Calderón

El equipo rojiblanco se adelantó por medio de Torres, pero un gol de Arango consumó una nueva decepción atlética

El Atlético de Madrid, con un empate en el Vicente Calderón ante el Mallorca, añadió otro tropiezo más en su preocupante segunda vuelta, en la que dio un nuevo paso atrás en sus aspiraciones de acabar la temporada en puestos europeos en un encuentro equilibrado por el venezolano Arango en la segunda mitad. El conjunto rojiblanco tuvo el choque de cara desde los primeros minutos, cuando se adelantó por medio de Fernando Torres, pero naufragó finalmente ante un rival que, pese a sus carencias ofensivas, fue capaz de rescatar un valioso punto en su lucha por la permanencia.

MÁS INFORMACIÓN

Sin el argentino Agüero en el once inicial por unas molestias musculares, el Atlético afrontaba un nuevo examen. Hoy volvió a fallar, pese a que encontró rápido una fórmula infalible para cualquier ataque, un pase interior perfecto de Jurado y una magnífica definición de Fernando Torres, que levantó el balón con suavidad ante la salida de Moyá. Era el minuto 15 de partido. Ese gol dio tranquilidad a los rojiblancos, demasiado imprecisos en el arranque del encuentro, en el que algunas apariciones del argentino Ibagaza, en su vuelta al Vicente Calderón, y algún disparo aislado daban la sensación de dominio visitante sobre el césped, aunque sin excesivo peligro sobre la portería de Leo Franco.

El 1-0 solucionó por momentos algunas de las preocupaciones rojiblancas, porque el Atlético se sintió algo más cómodo sobre el terreno, fabricó meritorias y esporádicas acciones con Jurado por la banda izquierda y con Torres y Mista en ataque y, aún más vital para mantener la ventaja en el marcador, por la falta de convicción de su rival, que fue incapaz de aprovechar los nervios defensivos locales. El Mallorca, golpeado por ese gol y sin aparente capacidad de reacción, apenas contó con oportunidades claras en el primer tiempo, pero sí mostró efectividad en el inicio de la segunda mitad, en el que el Atlético titubeó con el resultado, sin lanzarse con ambición a por el segundo tanto ni afianzar su defensa. El equipo balear aprovechó su primer disparo con peligro para equilibrar el choque, beneficiado por varios errores defensivos de los rojiblancos, con una pérdida de balón de Jurado, un posterior centro desde la derecha y un mal despeje de Perea que dejó el balón en bandeja al venezolano Arango.

El empate obligó a reaccionar al Atlético. El mexicano Javier Aguirre aportó más potencial ofensivo a su equipo, con la entrada de 'Kun' Agüero por Gabi, al igual que el Mallorca, con la sustitución de Basinas por el argentino Maxi, pero la renovada actitud atacante apenas tuvo reflejo en ambas porterías. El encuentro, en cambio, ganó en tensión entre ambos equipos, a raíz de que el Atlético no lanzó fuera el balón, pese a que Arango estaba lesionado en el suelo, y se dirigió hacia la portería contraria. El venezolano, incluso, tuvo que abandonar el partido instantes después.

El equipo rojiblanco prolongó su dificultades para generar ocasiones. Sólo un remate de cabeza de Agüero tras un pase de Antonio López, sumado a algún centro al área más, amenazó la portería balear en la primera media hora del segundo tiempo. Tampoco ofreció mucho el Mallorca. Tan sólo un tiro desviado de Maxi. Y el Atlético sumó otro tropiezo, otra decepción, ante un rival que se conformó con el empate, un resultado insuficiente para calmar las preocupaciones del conjunto madrileño e importante para el camino del bloque balear hacia la permanencia en Primera División. Tras el pitido final, Pérez Lasa mostró la cartulina roja a Luccin por dirigirse en términos despectivos al colegiado.