Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARACAIDISMO

Tres españoles consiguen el primer vuelo humano sobre la Antártida

Es la cuarta fase del Proyecto Alas, en el que los aventureros pretenden sobrevolar distintos los elementos naturales

Toni López, Santi Corella y Álvaro Bultó se han convertido en los primeros deportistas de la historia que sobrevuelan los parajes de la Antártida al saltar 4.050 metros de altura y con una sensación térmica de 70 grados centígrados bajo cero. A pesar de las durísimas condiciones, la expedición ha regresado a casa sin problemas serios después de que el pasado día 5 de marzo llegaran a la Base Antracita de la Fuerza Aérea Argentina de Marambio para comenzar con la proeza.

Bajo abundante ropa de abrigo y resistencias para soportar las bajas temperaturas, el trío ha utilizado trajes de paracaidista especiales con membranas que unen pies y manos para reducir la velocidad de caída. Los tres saltadores realizaron un primer salto de prueba el día 6 sobre la Base de Marambio, antes de adentrarse en el continente. Saltaron desde 3.000 metros y con una temperatura de -20 grados en el suelo.

El salto y el rescate transcurrieron sin más complicaciones que el propio frio, lo que les animó a adentrarse en el continente al día siguiente. "Las temperaturas eran muy bajas y Santi y yo hemos tenido problemas para abrir el paracaídas porque teníamos los músculos entumecidos y no tirábamos con suficiente fuerza, pero para mañana ya nos abrigaremos más", ha afirmado Bultó.

Los tres héroes, que están incluidos en el libro de los récord Guinness desde que el año pasado sobrevolaran más de 20 kilómetros en el estrecho de Gibraltar, permanecerán en la base unos días más. Hasta su regreso intentarán saltar en cinco o seis ocasiones más. "La visión durante el vuelo es lo más impresionante que hemos visto en nuestras vidas", contó lvaro Bultó. "Sobrevolamos el Mar de Weddel, en el que flotaban enormes iceberg. Un extraordinario espectáculo. Pocas veces hemos disfrutado tanto un salto", ha explicado.

Los miembros del Proyecto Alas, en el que colaboran el Ejército del Aire español y las Fuerzas Aéreas argentinas, han sido los primeros de la Historia en conseguir la proeza de volar sobre la Antártida. Sólo existía un precedente en 1997, cuando un equipo internacional formado por seis personas consiguió lanzarse sobre la vertical del Polo geográfico, que acabó en desgracia con la muerte de tres de ellos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.