Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mads Laudrup y Adrián González, los últimos “hijos de papá” futbolistas

El hijo del danés Michael Laudrup y del madridista Míchel, en el Ámsterdam y en el Real Madrid respectivamente

Mads y Adrián son dos nombres propios que nada dirían al aficionado al fútbol de no ser por sus respectivos apellidos, Laudrup y González, este último hijo del ex madridista Míchel y que ha sido convocado para el partido que la primera plantilla madridista disputa mañana frente al Dinamo de Kiev.

Mads Laudrup, hijo mayor del ex jugador danés del Real Madrid y del Barcelona Michael Laudrup, estará a prueba en el Ájax de Amsterdam y también el Real Madrid lo tiene bajo su órbita. Con 17 años, este joven centrocampista e internacional sub''18 por Dinamarca tiene contrato hasta el próximo verano con el FC Copenhague, por el que fichó hace dos años procedente del KB, un club satélite que funciona como cantera. En cuanto al vástago de Míchel, de 18 años, su inclusión en la convocatoria del Real Madrid viene como consecuencia de la decisión del técnico Fabio Capello de llevar a nueve jugadores del filial para el partido contra el Dinamo de Kiev.

El Real Madrid no se juega nada en el envite, pues ya está clasificado, y Adrián, centrocampista y uno de los fijos en el filial de Segunda división, podría tener la oportunidad de debutar con la camiseta del primer equipo. De tal palo tal astilla. Esos son los nuevos casos de Mads y Adrián. Sin embargo, suponen otro capítulo en la curiosa lista de hijos de padres futbolistas que triunfan en el competido, exigente y difícil ámbito del fútbol profesional. Jordi Cruyff, Manolo Sanchis, Quique Sánchez Flores, Xabi Alonso, Aranzábal (hijo de Gaztelu), Rodri o Roberto Ríos también destacaron en equipos relevantes del fútbol español, posiblemente beneficiados por las lecciones que sus respectivos padres les impartieron en sus casas.

La saga 'maldini'

Fuera de España, sobresale la saga de los Maldini en Italia, posiblemente única en el mundo del fútbol. Cesare Maldini, padre, levantó la Copa de Europa con el Milán en Wembley en 1963 y 40 años después su hijo, Paolo, repitió la gesta en Old Trafford, al derrotar al Juventus en la tanda de penaltis. En este caso el hijo superó con creces al padre. El Milán se impuso al Juventus en la primera final "italiana" de los 48 años de historia de la Copa de Europa (hoy Liga de Campeones) y Paolo Maldini alzó su cuarto trofeo, un hazaña sólo superada por el español Francisco Gento, ganador de seis con el Real Madrid y cuyos sobrinos, Julio y Paco Llorente, también demostraron la fiabilidad de la transmisión genética para destacar en el balompié. Ambos vistieron, entre otras, la camiseta madridista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.