Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Alemania 2006

Portugal sufre para lograr la victoria

Un tempranero gol de Pauleta le da la victoria a Portugal

Precioso partido en la primera parte que estropeó Portugal por conservar el resultado. La ausencia de Deco por lesión se notó. No pudo dar la sorpresa Angola. Portugal amarró bien el resultado y se lleva tres puntos importantes que le sitúan muy cerca de los octavos de final.

Espectacular comienzo de partido por parte de Portugal que en los primeros diez minutos dispuso de tres claras ocasiones de gol. En una de ellas Pauleta (4') marcó el 0-1 tras jugada de Figo que le regaló el tanto. El central africano se había desplazado hasta su propio corner para lanzar una falta y la jugada de Figo le pilló descolocado. Fallos de principiantes. Lógico.

Angola estaba perdida, pero se empezó a asentar en el campo gracias a su centrocampista Figueiredo (jugador de raza blanca) que tocaba el balón y organizaba a sus compañeros constantemente. Así, empezaron a llegar los angoleños a la portería de Ricardo. A destacar dos intentos de chilena del delantero Akwa. Preciosos remates pero poco afortunados. El partido se había roto. Portugal atacaba y le respondía inmediatamente Angola. Y si era Angola la que se animaba, los portugueses no tardaban mucho en poner en problemas al portero angoleño. Incluso Cristiano Ronaldo estrelló un balón a la madera tras un saque de esquina que pudo suponer el segundo tanto.

Y así hasta el descanso. Oportunidades clarísimas como un tiro de André Macanga parado por Ricardo o la réplica portuguesa tras triangulación preciosa entre Figo, Miguel y Cristiano Ronaldo. Lástima que hubiera que descansar porque estaban disputando un partido eléctrico y vibrante. Tras el susto inicial, la antigua colonia portuguesa se había "levantado en armas" y le había perdido el respeto a Portugal.

Tras el descanso el partido empeoró

Posiblemente, a Portugal no le gustaba el "ir y venir" de la primera parte y tras el descanso quiso mantener más la posesión de balón y llevar las riendas del partido. De esa forma, el partido se volvió menos atractivo pero Portugal se sentía más seguro.

Y Scolari quería más control. Quitó a Cristiano Ronaldo, todo un artista, y metió a un obrero como Costinha (nuevo jugador del Atlético de Madrid) para juntarlo con Tiago y Petit en el mediocampo. También metió a Maniche. Ya era la media de la Eurocopa, eso sí, sin el lesionado Deco.

Angola sólo perdía 0-1 y soñaba con empatar pero este equipo, como es lógico, tiene muchas limitaciones. Todo podía pasar. Angola podía encontrarse con un gol y dar la sorpresa, pero también podía venir una contra portuguesa que matase el partido.

Al final, triunfó la lógica y Portugal conservó bien el resultado pero Angola dejó un buen sabor de boca en su primer partido en un Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.