Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Serbia y Montenegro | Alemania 2006

Robben puede con Serbia

El veloz extremo izquierdo desequilibró el partido con sus desbordes por la banda

Holanda ha ganado su primer partido frente a la rocosa selección serbia, que obligó en su día a España a jugar la repesca para poder acudir a Alemania.

En el estadio de Leipzig, el mismo en el que debutará España el día 14, y con una gran mayoría de espectadores holandeses, Van Basten, seleccionador holandés, sorprendió alineando de principio a Sneijder, Van Persie y al veterano Cocu, que estaban 'tocados' tras el amistoso frente a Australia, dejando en el baquillo a Van der Vaart, una de las jóvenes perlas salidas de la cantera del Ajax.

Por su parte, Serbia salió con Kezman y Milósevic en ataque, buscando compaginar la velocidad del primero con el trabajo y el oficio del segundo.

La renovada Holanda de Van Basten comienza el partido tal y como se esperaba, con un ritmo de juego rápido, alargando el campo hasta la línea de fondo, especialmente en la banda izquierda, mientras la dura Serbia se limita a esperar, presionando en el centro del campo, viéndolas pasar esperando a que los holandeses bajasen un poco el ritmo para controlar el balón.

Pese al dominio holandés, la primera ocasión del partido fue para el sebio del Osasuna Milosevic, que no llega a un pase de la muerte desde la izquierda.

Y como siempre, quien perdona pierde, ya que en la siguiente jugada, con la defensa serbia adelantada casi hasta el medio del campo, Robben comienza una de sus carreras imparables para llegar solo ante el portero Jevric y batirle por bajo.

A partir de ese momento, en el minuto 18, Holanda trató de dormir un poco el partido, tocando más lento, y sólo imprimiendo velocidad el autor del gol, que hizó un buen disparo desde el fuera del área que el portero serbio desvió a corner cuando ya se veía al balón entrar.

De ahí al final de la primera parte el partido bajó un poco en velocidad pero no en intensidad, ya que tanto Milosevic como Van Nistelrooy dispusieron de alguna buena ocasión, aunque la más clara fue un flojo disparo de Robben con la pierna derecha que pasó rozando el palo.

La segunda parte, más lenta pero emocionante también

Tras el descanso, Milosevic, el mejor Serbio hasta el momento, es sustituido incomprensiblemente por Zigic. Sin embargo, Serbia sale en la reanudación dándolo todo, muy agresiva, y pone en apuros a Van der Sar en los primeros 5 minutos.

Pero sólo fue un espejismo, y en seguida Serbia volvió a su ritmo lento, favorecido por las salidas de Ljuboja, más lento que el delantero del Atletico Kezman, y de Landzaat, más defensivo que el centrocampista del Barcelona Van Bommel.

Esto no quiere decir que le partido se volviese feo, porque, aunque más trabado, hubo más de una ocasión para marcar por parte de los dos equipos, especialmente de los 'tulipanes', con un saque de falta de Van Persie, zurdo del Arsenal, que roza el palo exterior.

Sin embargo, ninguno de los dos equipos consiguió mover la red rival y el partido acabó con el único y solitario gol de Robben en el marcador.

Así pues, de nuevo vuelve a darse lo mismo en ésta primera jornada del Mundial; el equipo favorito mete gol y se dedica a controlar el partido sin llegar a encerrarse atrás pero sin arriesgar tampoco. Ya lo han hecho antes Inglaterra y Argentina, y es que en este Mundial nadie quiere arriesgarse a perder el primer partido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.