Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Copa del Rey

Jofre da brillo al pase del Espanyol

El Espanyol se clasificó con una facilidad tal y ante un rival tan manso que no parecía que estuviera en juego el pase a las semifinales de la Copa. El partido no valió gran cosa hasta que Juanfran y Jofre, autor de los dos goles, se decidieron a liquidarlo muy hacia el final.

El Espanyol economizó esfuerzos ante un Cádiz tímido y que no se decidió a quemar las naves en un encuentro de guante blanco, excepto una feísima entrada de Estoyanoff a David García, y muy mediatizado por el 0-2 de la ida. Tuvo a buen recaudo la pelota el Espanyol y minimizó los riesgos con muchas precauciones defensivas. Muy remiso en Montjuïc donde le cuesta un mundo dominar los partidos, dejó muchos jugadores por detrás de la pelota para evitar que el Cádiz le pillara con la guardia baja. Se estableció un trasiego carente de profundidad y sobre todo de pegada por ambos bandos. Ni Pandiani, que sin la compañía de Tamudo actuó de ariete, ni Oli estuvieron certeros en las pocas ocasiones de las que disfrutaron.

En esas circunstancias, Montjuïc siempre echa de menos a De la Peña, el jugador que, en mayor o menor medida, pone picante al juego de su equipo. El Cádiz se agrupó atrás y, pese a algunos detalles espléndidos de Lobos, sobre el que pivotó su juego ofensivo, no consiguió profundizar con la insistencia que demandaba el desafío de tener que remontar los dos goles de la ida.

Sin embargo dispuso de cuatro buenas ocasiones. Las dos primeras se produjeron en base a las dificultades del Espanyol para defender en las jugadas a balón parado. Dos faltas en la línea de medios sirvieron para que De Quintana le diera el primer susto a Iraizoz y De la Cuesta estrellara un cabezazo en el travesaño. La tercera y la cuarta oportunidades las desperdició Oli. Su primer remate, tras un centro de Morán, rozó el palo; el segundo, un disparo a quemarropa, lo neutralizó Iraizoz de forma espléndida.

El Espanyol se dejó ver en el área cadista de manera fugaz. Careció del caudal de juego suficiente en el centro del campo donde Costa y Fredson actuaron con el freno de mano puesto. Adoleció también de continuidad en su juego por las bandas. Sus dos mejores oportunidades se produjeron precisamente cuando, Coro por la izquierda y Sá por la derecha, desbordaron por los extremos. La intervención de un defensa y de Limia frustraron los dos remates de Juanfran y Pandiani. La insistencia de Juanfran, un estilete por la banda derecha, cuajó por fin con un remate de Jofre que decantó definitivamente la eliminatoria. Jofre es un jugador al que le está costando hacerse con el hueco que le parecía reservado cuando fue fichado del Levante. Su notable actuación ante el Cádiz, redondeada al transformar un penalti que él mismo forzó, le puede ayudar a recuperar el ascendiente que se le presumía.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.