Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones

La UEFA analizará el viernes los incidentes en San Siro

El encuentro se suspendió por el lanzamiento de bengalas desde la grada, una de las cuales alcanzó al portero del Milán Dida

La UEFA ha anunciado que el Comité de Control y Disciplina se reunirá este viernes a partir de las 14.00 horas para analizar los incidentes de público que provocaron la suspensión del partido Inter-Milán, correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones. La UEFA tendrá que decidir el resultado del encuentro y aprobar cualquier prohibición, sanción o multa por los incidentes en San Siro.

El encuentro se tuvo que suspender en el minuto 75 después de que el meta brasileño del Milán Dida fuera alcanzado entre el hombro y el cuello por una bengala lanzada desde el fondo donde estaban ubicados los aficionados radicales del Inter, quienes se quejaban por un gol anulado al argentino Esteban Cambiasso. El partido en ese momento discurría con 0-1 a favor del Milán tras un gol a los treinta minutos del ucraniano Andrei Shevchenko, que colocaba la eliminatoria con tres tantos de ventaja para el equipo de Ancelotti, que se impuso en la ida por 2-0.

El colegiado alemán Markus Merk, después de diez minutos y en vista que seguían cayendo al terreno de jugo todo tipo de objetos, ordenó la retirada de ambos equipos del campo, al que volvieron poco después para reanudar el juego. Sin embargo, sólo consiguieron jugar 30 segundos, los que transcurrieron hasta que el colegiado suspendiese definitivamente el encuentro, ya que los lanzamientos de bengalas proseguían.

Una historia con precedentes

El Inter de Milán es reincidente en tristes sucesos de igual tipo protagonizados, en los últimos veintidós años, por sus aficionados en las competiciones europeas. Desde 1983, con el de ayer son tres los actos vandálicos protagonizados en casa por los seguidores interistas. El primero, el 2 de marzo de 1983 ante el Real Madrid en la ida de los cuartos de final de la Recopa de Europa y, casi trece años después, el 22 de febrero de 2001, ante el Alavés, en los octavos de final de la Copa de la UEFA. En ambas ocasiones, la UEFA dictaminó el cierre del estadio del Inter durante dos encuentros.

Ante los incidentes de ayer, lo lógico es que la UEFA de por terminado el partido con el triunfo del Milán y su pase a las semifinales, pero resta la incertidumbre sobre el castigo que pueda dar al Inter. En Italia se piensa que, además de una fuerte multa, el estadio interista sea cerrado entre dos y tres partidos, pero no se descarta un año de cierre, ya que es reincidente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.