Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Gravesen debuta con la victoria del Madrid frente al Zaragoza (3-1)

El partido ha visto el debut del danés Thomas Gravesen con la camiseta del Real Madrid. Y ha mostrado todas sus armas. En apenas cinco minutos le dijo a Zidane que apretase más al rival, robó tres balones, realizó tres faltas y abarcó el centro del campo al más puro estilo Makelele.

Desde la llegada de Vanderlei Luxemburgo, el Real Madrid tácticamente ha mejorado. Juega más junto en defensa (en 30 metros como máximo), deja menos huecos al centro del campo contrario y presiona con criterio, aunque sigue teniendo lagunas puntuales, sobre todo cuando el rival usa el contragolpe. Y en ataque parece haber encontrado esa chispa de la que adolecía en la primera vuelta de la Liga, con Raúl con la portería contraria en la mente.

En el otro bando, Víctor Muñoz tenía bien estudiado el partido.Sabía que el partido lo tenía en la velocidad de Villa al contragolpe y su papel lo ejerció a las mil maravillas. Con Movilla moviendo al equipo y con Zapater de escudero, todo un descubrimiento de la cantera aragonesa, el peligro lo puso el habilidoso Villa, que puso en jaque a sus marcadores siempre que tuvo metros y el balón controlado. El pero lo puso Savio, desaparecido durante los 90 minutos.

El gol visitante no tardó en llegar. Tras una durísima entrada de Luis Figo sobre César que le costó retirarse lesionado, los maños lanzaron un contragolpe rápido y letal y, previo fallo de Iván Helguera, el balón le llegó a Villa, quien se deshizo primero de Walter Samuel y después de Casillas para anotar el 0-1. El equipo local anduvo perdido durante algunos minutos, justo hasta que apareció el capitán blanco para empatar el encuentro. Raúl, dedicado de lleno a su labor de delantero sin pensar tanto en facetas defensivas, acertó con su golpeo de palanca para batir a Luis García.

Antes de eso Losantos Omar anuló un gol a Zinedine Zidane por fuera de juego y después no pitó un posible penalti sobre Raúl. Tras la reanudación, Raúl forzó la segunda tarjeta amarilla de Álvaro, tan ingenua como innecesaria, y con uno más en el terreno de juego llegó el segundo tanto del Real Madrid, con tres jugadores en fuera de juego. Figo recibió, disparó, Luis García rechazó y Ronaldo con la caña puesta anotó el 2-1. El partido tuvo una vuelta más de tuerca cuando los visitantes reclamaron un penalti claro de Michel Salgado sobre Villa. Los maños nunca bajaron las manos y a punto estuvieron de empatar en dos ocasiones, primero con un disparo de falta directa de Savio a los 79 minutos y luego con otro de Galletti que Casillas se complicó, aunque finalmente, y con otro tanto de Owen con su habitual efectividad, los tres puntos se quedaron en Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.