Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El técnico brasileño Vanderlei Luxemburgo entrenará al Real Madrid

Emilio Butragueño ha confirmado en rueda de prensa el fichaje del ex seleccionador de Brasil por año y medio

El técnico brasileño Vanderlei Luxemburgo entrenará al Real Madrid y sustituirá en el banquillo a Mariano García Remón. El Real Madrid ha confirmado en rueda de prensa, por medio de Emilio Butragueño y Arrigo Sacchi, el fichaje del brasileño. El ex seleccionador de Brasil y hasta hoy entrenador del Santos ha afirmado a su llegada a Madrid que estaba "feliz" porque "llegar al Real Madrid es el sueño de cualquier entrenador" y que "todo el proceso de negociación fue muy rápido".

Luxemburgo ha llegado a Madrid en torno a la una de la tarde en medio de una gran expectación y ha reconocido que estaba "contento con su nuevo cargo". El ex entrenador de Brasil ya había confirmado al diario O Estado su acuerdo con el Real Madrid por año y medio y que su incorporación sería inmediata "porque así lo quieren". La junta directiva del Real Madrid se ha reunido este mediodía en el estadio Santiago Bernabéu para ultimar su fichaje y posteriormente lo ha presentado en rueda de prensa.

Según ha informado la Cadena SER, Luxemburgo tiene previsto visitar esta misma tarde las instalaciones de Las Rozas en las que se entrena el Real Madrid, donde será presentado a la plantilla. Mariano García Remón se quedará en el club como ayudante de Arrigo Sacchi. Su fichaje era más que un rumor en toda la prensa brasileña. El directivo del Santos, Norberto Moreira, ya adelantó a una emisora de radio brasileña que Vanderlei Luxemburgo había dejado de ser entrenador del club carioca. "Ha sido una gran sorpresa para nosotros, pero Luxemburgo ya no es entrenador del Santos. Ayer por la noche tuvimos una reunión y Vanderlei Luxemburgo me dijo que el Real Madrid había aceptado su contrapropuesta suya para dirigir al equipo español", declaró Norberto Moreira en una entrevista concedida a Radio Globo.

Luxemburgo, de 52 años, es el entrenador más laureado en el fútbol brasileño. Fue seleccionador de Brasil entre 1998 y 2000 y ha entrenado al Corinthians, al Cruzeiro, al Palmeiras y al Santos, equipos todos ellos con los que ha sido campeón de la Liga brasileña, éste último en este mes.

Disciplina, unión y trabajo

El técnico sudamericano explicó su filosofía de trabajo durante la rueda de prensa. "Hay que tener disciplina, unión, profesionalidad y trabajo. Formaremos un equipo para que el Real Madrid luche por las tres competiciones", en alusión a la liga española, la Copa del Rey y la Liga de Campeones. "Yo vengo para ganar. Y para eso hay que trabajar. No prometo títulos, pero voy a trabajar para que lleguen. Hay que tener compromiso. Si el grupo lo tiene, las cosas irán bien".

Pese a no tener experiencia en Europa, aseguró que se siente preparado. "Todo ha sido muy rápido pero siempre mi pensamiento era venir a Europa. Por eso me he preparado mucho. No tengo miedo. No hay sorpresas. O estás preparado o no, y yo lo estoy. Después de entrenar a la selección brasileña mi cabeza pasaba por Europa". Luxemburgo afirmó también que es consciente de la dificultad de ganar la Liga por la distancia que le lleva el líder, el Barcelona. "La distancia en la Liga es muy grande. Tenemos que trabajar mucho para llegar. En la Liga de Campeones y en la Copa del Rey todo está mejor. Si podemos ganar las tres competiciones mejor, pero es difícil. El objetivo por lo menos es ganar alguna competición".

Antonio Mello y Marco Moura Teixeira, como preparador físico y segundo entrenador, respectivamente, serán los dos colaboradores del técnico brasileño en su nueva etapa al frente del Madrid. Mello es un hombre de la total confianza de Luxemburgo, con el que fue preparador físico del Santos, logrando este año el Campeonato de Brasil. Por su parte, Teixeira trabajó codo con codo con el nuevo entrenador del Real Madrid en sus etapas en el Cruzeiro y en la selección brasileña, aunque no ejerciendo la función de asistente sino de supervisor, como mediador entre jugadores y directiva.

Cuatro entrenadores en ocho meses

Desde que el Real Madrid decidiera no renovar a Vicente del Bosque como entrenador en junio de 2003, la inestabilidad se ha apropiado del banquillo madridista. El portugués Carlos Queiroz llegó para poner orden, pero terminó a duras penas la pasada temporada. Para solucionar el caos en el que estaba sumida la plantilla, Florentino Pérez pensó en un hombre de la casa y contrató a José Antonio Camacho en mayo de este año, pero pronto se dio cuenta de que sus métodos no funcionaban y dimitió en septiembre, después de la tercera jornada de Liga. Mariano García Remón asumió el reto de salvar al equipo, pero los últimos resultados del equipo han provocado su caída. Ahora llega Luxemburgo para lo que queda de temporada y la siguiente.

Más información