Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga de Campeones

El Deportivo sucumbe ante el Mónaco (0-5)

Los gallegos no han logrado ningún gol al concluir su paso por la Liga de Campeones

El Deportivo ha cerrado su participación europea con una abultada derrota ante el Mónaco (0-5), su gran verdugo continental, en un encuentro en el que no ha hecho ningún mérito para sumar su primer triunfo en esta edición de la Liga de Campeones.

Los gallegos ofrecieron una pésima imagen y cumplieron los peores pronósticos al concluir su participación en la Liga de Campeones sin haber logrado ningún gol y con tan sólo dos puntos en su casillero por sendos empates a cero ante Olympiacos y Liverpool.

El Depor ha saltado al campo con la firme intención de ofrecer una victoria a su afición en la despedida europea de dos míticos jugadores como Fran y Mauro Silva, pero en ningún momento supieron materializar sus ambiciones. Durante los primeros compases, el cuadro gallego ha aguantado el envite del Mónaco, que se limitaba a esperar en su campo un error local, pero sin crear ninguna ocasión de peligro. El conjunto monegasco aprovechó su primera ocasión para perforar la portería de Munúa gracias a un remate de Chevantón a un extraordinario pase del ex azulgrana Javier Saviola.

El gol no causó la reacción esperada en el Deportivo. Sin ideas, los pupilos de Jabo Irureta seguían deambulando sobre el terreno de juego sin ningún orden ni acierto. Tan sólo Munitis estuvo cerca de lograr el primer gol europeo de su equipo, pero Modesto se encargó de impedirlo. A partir de ese momento, el Deportivo desapareció del campo y los hombres de Didier Deschamps aprovecharon su momento. En tan sólo dos minutos resolvieron el encuentro con sendos goles de Givet y Saviola.

En la reanudación, las cosas siguieron igual. El Mónaco llevaba la batuta del juego ante un Deportivo totalmente estéril. Las peores previsiones se cumplieron. Maicon y Adebayor lograron dos nuevos tantos que certificaron la 'manita' con la que el conjunto blanquiazul se despide de Europa.