Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | La jornada de Liga

La Real Sociedad derrota al Madrid (1-0)

El Valencia se convierte en campeón de invierno tras vencer al Albacete

Madrid / Palma / San Sebastián

El Valencia se ha convertido en campeón de invierno tras la derrota del Real Madrid frente a la Real Sociedad en Anoeta (1-0). Karpin marcó con la derecha el tanto para su equipo en el minuto 18 de la segunda parte.

La Real Sociedad cobra vida tras vencer por tercer año consecutivo en Anoeta a un mediocre Real Madrid y superar de paso la presión que le había metido el Celta con su triunfo en Mallorca, que dejó al conjunto de Denoueix de forma momentánea en puestos de descenso.

El partido tuvo un desarrollo muy igualado en su primera mitad, con mayor posesión de balón para el Real Madrid que, sin embargo, no encontraba opciones para penetrar en la ordenada defensa blanquiazul, su mejor línea sin duda en este encuentro. Figo asumió el protagonismo ofensivo de su equipo, con muchos problemas para profundizar en sus internadas sobre la banda por el férreo y duro marcaje al que le sometieron el francés Lionel Potillon y Aranburu.

Albacete, 0 - Valencia, 1

El Valencia ha conquistado el liderato de la Liga gracias a su fácil triunfo sobre el Albacete a domicilio. El gol para los de Rafa Benítez llegó pronto, en el minuto nueve, cuando Jorge López convirtió un controvertido penalti realizado a su compañero Pablo Aimar.

La ventaja momentánea del Valencia ha empujado en tromba al equipo manchego hacia el área defendida por Cañizares. Pero la excelente actuación de éste en un par de ocasiones ha ido quitando mecha a la pólvora del Albacete.

La victoria del Valencia lo sitúa momentáneamente como campeón de invierno, con 43 puntos. Una victoria ante la Real Sociedad es lo que necesita el Real Madrid, con 42 puntos, para prolongar su liderato.

Mallorca, 2 - Celta, 4

El Celta ha conquistado esta tarde una victoria muy valiosa (2-4) ante el Mallorca que le permite concederse un respiro en la Liga, al que también se suma su técnico, Miguel Ángel Lotina, cuestionado por los últimos resultados.

El Mallorca encajó tres de los cuatro goles con inferioridad numérica tras la expulsión del brasileño Nené en el minuto 67. Hasta ese instante, los baleares ganaban 2-1 con bastante comodidad. El equipo rojillo tuvo muchos problemas para crear espacios en la zaga céltica. No estaba el camerunés Samuel Eto'o, sancionado por su expulsión ante el Espanyol, así que las dificultades para acercarse hasta la portería de Cavallero fueron muchas y variadas.

En el centro del campo, ni Colsa ni Marcos, sustituto de Txomín Nagore, uno de los jugadores que pagó los platos rotos de la derrota ante el Espanyol, lograban conectar con el holandés Arnold Brugging y el uruguayo Petete Correa. Las bandas apenas existían, así que el Celta se encontró con muchos espacios para inquietar a Leo Franco. Al gol inicial de Bruggink, logrado con la ayuda involuntaria de Berizzo, se le sumó el empate de José Ignacio logrado tras un barullo en el área local.

El juego entró en una fase de desaciertos y pobreza futbolística que dejó al descubierto las carencias de baleares y gallegos. El Celta estuvo más entonado, creó ocasiones, pero falló, como Milosevic en el minuto 35.

La expulsión del brasileño Nené condicionó el tramo final del partido. En inferioridad numérica, el equipo de Luis Aragonés cedió terreno al ataque en tromba del Celta, que tuvo su premio con el empate marcado por Jesuli. Luego, otro penalti materializado por Luccin, y muy protestado por los jugadores y el público, dio la victoria al Celta, que amplió el marcador en el tiempo de descuento.

Con este triunfo, el equipo de Miguel Ángel Lotina se concede un respiro en la Liga a costa de un dubitativo y, en líneas generales, flojo Mallorca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.