Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONCE confirma su marcha del ciclismo y agudiza la crisis en el pelotón español

La falta de patrocinadores obliga al equipo a tomar el mismo camino que la formación de Banesto

El ciclismo español entra en crisis. La ONCE ha confirmado, a través de un comunicado emitido hoy, que a finales de este año abandona el ciclismo profesional, tras 15 temporadas en la elite. Su nuevo Consejo General ya se lo hizo llegar de forma extraoficial a los directivos del equipo hace días, uniéndose así a Banesto, que ya anunció su adiós hace meses. De los equipos españoles, sólo el Euskaltel-Euskadi tiene asegurada su presencia para la próxima temporada.

"El adelanto del proceso electoral interno de la ONCE ha llevado consigo que la toma de esta decisión ya prevista también se anticipe unos meses", señala el comunicado de la organización nacional de ciegos.

A pesar ello, la ONCE deja claro que "esta decisión no afecta a las citas deportivas en las que ONCE-Eroski tiene previsto su participación hasta el final de la temporada", por lo que "los ciclistas de ONCE-Eroski correrán tanto la Vuelta a España 2003 como el resto de competiciones que habitualmente se celebran hasta final de año". Igualmente, tampoco continuará el Grupo Eroski con el patrocinio de ningún equipo ciclista.

"El ONCE-Eroski ha cubierto una gran etapa del ciclismo español, con una forma de correr que ha creado escuela y que será un ejemplo para los ciclistas españoles y extranjeros del futuro, como lo es para los del presente", añade el comunicado.

Un estilo diferente

El equipo de la ONCE nació en 1989 y en su hoja de servicios figuran más de cuatrocientos triunfos, entre victorias por etapas y general en las pruebas largas del calendario, además de numerosas clásicas y clasificaciones secundarias.

La forma de trabajar de auxiliares, técnicos, masajistas y directores deportivos y de ganar de sus corredores han marcado una época al apostar por corredores que no tenían mucho renombre en el pelotón, y con los consejos y asesoramiento, especialmente de su técnico Manuel Saiz, pasaron a un primer plano.

En la ONCE no había un líder destacado. Todos compartían galones y era algo que sorprendía a sus más directos rivales, a equipos potentes en los que apostaban por dos o tres corredores.

Han brillado en las tres grandes por etapas, Giro, Tour y Vuelta, aunque las dos primeras les han dado la espalda ganando etapas y vistiendo en la francesa la camiseta de líder, pero en la española han destacado logrando numerosas etapas y en cuatro ocasiones la general con Melchor Mauri (1991), con el francés Laurent Jalabert (1995) y con el suizo Alex Zülle (1996 y 1997).

En la presente temporada el conjunto ONCE Eroski ha subido al podio en 11 ocasiones, destacando el logrado por Joseba Beloki en la general de la Clásica de Alcobendas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.