Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid cierra su Centenario con tablas frente a la selección mundial

Los premiados Rivaldo, Ronaldo, Figo y Zidane compartieron el campo con Casillas, Raúl, Cafú, Maldini, Ballack, Baraja, Baggio, Makaay, Cisse, D'Alessandro o Mijatovic

La selección mundial dirigida por Luiz Felipe Scolari, el hombre que llevó a Brasil a conquistar su quinto título universal en Japón, y el Real Madrid, que ostenta la corona de campeón del mundo de clubes tras ganar recientemente la Copa Intercontinental por tercera vez en su historia, hicieron tablas en el Santiago Bernabéu (3-3).

El Partido del Centenario, el acto con que se cerraron las celebraciones de los cien años de vida del Real Madrid, más que un 'duelo' deportivo era una fiesta para el club que preside Florentino Pérez. Y así, con ánimo festivo y poca intensidad futbolística, lo afrontaron los jugadores de uno y otro bando.

En un encuentro amistoso de verdad, sin tensión porque no había en juego más que el deseo de no perder, la selección comandada por Scolari puso contra las cuerdas al Real Madrid con goles del alemán Miroslav Klose (m.30), el brasileño Kaká (m.42), el senegalés Aliou Cisse (m.48).

Golazo de Kaká

El mejor tanto, sin duda, fue el de Kaká, que firmó el 0-2 con un disparo raso y colocado junto a un poste tras una excelente jugada individual en la que dejó por el camino a Miñambres y Pavón.

Los hombres de Vicente del Bosque no contribuyeron demasiado a la fiesta en la primera mitad. La selección mundial dio más sensación de equipo que el conjunto madridista en el primer acto, combinó mejor, ocupó espacios con más criterio y se acercó a la portería local con más frecuencia que el Real Madrid a la suya.

El espectáculo, eso sí, sirvió para ver juntos sobre el terreno de juego a los futbolistas que han acaparado el Balón de Oro y el premio FIFA en los últimos años, Rivaldo, Ronaldo, Figo y Zidane, y a otros de tanto renombre como Casillas, Raúl, Cafú, Maldini, Ballack, Baraja, Baggio, Makaay, Cisse, D'Alessandro o Mijatovic.

El yugoslavo fue uno de los protagonistas de la noche. El madridismo no olvida el gol que le marcó al Juventus en Amsterdam, el que dio la séptima Copa de Europa al Real Madrid, y fue vitoreado en multitud de ocasiones, sobre todo cuando saltó al terreno de juego en la segunda mitad.

El Hala Madrid que interpretó Plácido Domingo en el descanso sirvió para inyectar fuerzas al equipo de Del Bosque, porque en la segunda parte ofreció mucho más que en la primera, a pesar de que el marcador reflejaba un 0-3 en el minuto 48.

Con todas sus estrellas en los vestuarios y una alineación plagada de suplentes y jugadores de la cantera, el Real Madrid reaccionó. Marcó su primer tanto por medio de Solari, de penalti, consiguió el segundo, que llevó el sello de Tote, y logró empatar con un gran gol de Cambiasso en el minuto 86. El jugador argentino batió a su compatriota Bizzarri con un potente zurdazo desde fuera del área. Fue un bello colofón a un día especial para el Real Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.