Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | NBA

25 puntos y 12 rebotes de Gasol no pueden con el mejor Kobe Bryant, que marcó 56

Los Lakers arrollan a los Grizzlies (120-81) con un nuevo récord de anotación de su estrella - El ala-pívot español mantuvo un duelo espectacular con Bryant en el primer cuarto

La osadía de Gasol no conoce límites, pero a veces roza lo suicida. Frente a los Lakers, ganadores de los dos últimos títulos de la NBA, el ala-pívot español se embarcó en un duelo personal con Kobe Bryant del que salió derrotado, pero que dejó momentos espectaculares. Gasol, que metió los 10 primeros puntos de su equipo, acabó el primer cuarto con 14. La estrella angelina respondió al reto con 56 puntos en sólo tres cuartos, batiendo su récord personal. El español acabó el encuentro con 25 puntos y 12 rebotes.

Nunca antes Kobe Bryant había jugado mejor. Y eso, hablando de Bryant, es mucho decir. La ausencia de la otra estrella de los Lakers -el pívot Shaquille O'Neal, sancionado- había dirigido todos los focos sobre el joven alero de 23 años, pero éste no acusó la presión. En una noche espectacular, a Bryant le bastaron 34 minutos de los tres primeros cuartos para anotar 56 puntos, la cifra más alta lograda por un jugador esta temporada y nuevo récord personal en sus seis temporadas en la NBA. Los Lakers, claro, retomaron su paso ganador en la competición después de dos derrotas consecutivas, y lo hicieron por todo lo alto, con una victoria arrolladora (120-81) que venga además la sorprendente derrota que sufrieron en su último enfrentamiento con los Grizzlies, en Memphis.

"Me he sentido muy bien desde el comienzo del partido, todo lo que intentaba a canasta me salía", comentó Bryant tras el partido. Los números no dejan lugar a dudas de que así fue. Encestó 21 canastas de 34 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples: 11 de 12 desde la línea de personal, capturó cinco rebotes, dio cuatro asistencias y robó un balón. "Sabía que tenía que jugar al máximo para liderar al equipo, pero lo importante fue conseguir la victoria", destacó Bryant.

Deslumbrante inicio de Gasol

Lo cierto es que, de salida, la figura estelar del encuentro fue Pau Gasol. El ala-pívot español, fiel a su costumbre de agigantarse en los grandes escenarios, tuvo un inicio de partido deslumbrante. Suyos fueron los 10 primeros puntos de su equipo, y en apenas ocho minutos ya sumaba 14, de los 18 totales de los Grizzlies, más tres rebotes. A esos 14 puntos, Gasol añadió otros 5 en el segundo cuarto y 6 más en el último, completando 25 puntos (10/19 en tiros de dos y 5/7 en libres) y 12 rebotes, cuatro de ellos en ataque, en 44 minutos de juego. Además repartió 3 asistencias y colocó un tapón. Fantásticos números, pero el propio Gasol, aunque satisfecho, sabe que quedarán oscurecidos por el recital del Bryant. "Fue la noche estelar de Bryant y no había forma de pararlo, pero creo que en mi caso hice un buen partido porque luché y cumplí con lo que se me había pedido que hiciese en el campo", indicó después el español.

Su arranque, sin duda, picó a Bryant, que aceptó el reto que le planteaba el osado recién llegado y exhibió toda su jerarquía de estrella. Primero en un espectacular intercambio de canastas, mates y ganchos con Gasol que se mantuvo durante todo el primer cuarto, y luego en solitario, incapaz ya el bisoño jugador español de seguir el ritmo, Bryant anotó 18 puntos en el primer cuarto (por los 32 totales de su equipo), otros tantos en el segundo y, en una suerte de traca final, 20 más en el tercero. Faltaba todavía la recta final del partido, pero los 18.997 espectadores que llenaban por completo el Staples Center, deslumbrados, no pudieron resistirse más y comenzaron a corear "Kobe, Kobe...". Y así siguieron durante el último cuarto, mientras Bryant, que ya no jugó más, permanecía sentado en el banquillo.

En apenas 34 minutos, acababan de ser testigos de cómo Bryant, que salió al campo con su tradicional número ocho en la camiseta y el 34 de su compañero O'Neal escrito con tinta negra en sus zapatillas, establecía su mejor marca como profesional, superando los 51 puntos que logró el pasado cinco de diciembre, cuando su equipo derrotó a los Warriors de Golden State. Si Phil Jackson no le hubiese sentado en el último periodo, Bryant podría haber batido los 71 puntos que hace más 40 años anotó el legendario Elgin Baylor y que todavía son la cifra más alta de un jugador en la historia de los Lakers.

Contento por Shaq

"Me siento contento por el triunfo, por Shaq y por no permitir que nuestro equipo tuviese por primera vez la marca negativa de tres derrotas consecutivas bajo la dirección del entrenador Phil Jackson", destacó Bryant después. El alero de los Lakers recordaba así al ausente O'Neal, sancionado con tres partidos de suspensión y 17.000 euros de multa por la agresión que protagonizó el pasado sábado en Chicago al intentar darle dos puñetazos al pívot de los Chicago Bulls Brad Miller. "Era la victoria que necesitabamos para darle el apoyo moral a Shaq", añadió.

Otros resultados

En el resto de partidos de la jornada, los marcadores han sido: New Jersey Nets, 99; San Antonio Spurs, 97. Orlando Magic, 113; Dallas Mavericks, 87. Utah Jazz, 106; Denver Nuggets, 97. Golden State Warriors, 79; Miami Heat, 85.