Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mejores series de 2019… hasta ahora

Un repaso a algunos de los títulos televisivos imprescindibles de los seis primeros meses del año

Las mejores series de 2019… hasta ahora

El ecuador del año es un buen momento para echar la vista atrás y repasar la salud de la cosecha 2019 de series. Como recordamos siempre en estas recopilaciones, las listas son subjetivas e inevitablemente injustas. Esta se basa en lo que su autora ha podido ver (que es mucho pero no todo), solo incluye series que se han estrenado en España y está elaborada siguiendo criterios personales. Por eso, muchas series que podrían merecer estar aquí se han quedado fuera. En cualquier caso, valga esta recopilación para recordar algunas de las joyas que hemos encontrado en estos primeros meses y como recomendaciones para el verano que acaba de arrancar. Unas repetirán en la lista de lo mejor del año; otras se quedarán en el camino superadas por próximos estrenos... De momento, estas son las mejores series de lo que llevamos de 2019.

- Chernobyl

Apenas sin avisar, la serie de HBO se ha convertido en todo un fenómeno por méritos propios. No solo por el enorme interés que genera el gravísimo accidente de la central nuclear de Chernóbil en 1986. Las virtudes de la serie van más allá, desde un guion que engancha como si de una película de terror o de suspense se tratara, hasta esa banda sonora compuesta a partir de sonidos grabados en una central nuclear abandonada, pasando por las interpretaciones de sus protagonistas o la plasmación de cómo se ocultó lo que estaba ocurriendo realmente y sus ecos en la actualidad. Chernobyl cala en los huesos tirando de dramatismo y crudeza con las historias personales de quienes lo vivieron de primera mano. Pero también de cosas tan simples como una imagen de un puente lleno de adultos y niños que miran cómo una central nuclear arde a pocos metros de ellos mientras reciben en el viento ese veneno mortal invisible. A veces no hace falta recurrir a monstruos ficticios para provocar escalofríos. (En HBO España).

- Fleabag

A los pies de Phoebe Waller-Bridge, creadora y protagonista de esta serie que en su segunda temporada vuela todavía más alto de lo que ya lo hizo con su agridulce primera entrega. La deslenguada protagonista se ve en el centro de una peculiar comedia romántica de la que los espectadores somos testigos directos y cómplices. Waller-Bridge ha perfeccionado el juego de ruptura de la cuarta pared hasta lograr que al otro lado de la pantalla nos sonrojemos o incluso nos sintamos incómodos por estar ahí y otras veces nos mueva a contestar con un gesto de complicidad a los guiños de esa mujer que tiene que lidiar con su particular familia y con unos sentimientos que ponen su vida patas arriba. No tiene un capítulo malo, o ni siquiera regular. Y, además, Andrew Scott. Y Olivia Colman. Y Kristin Scott Thomas. (En Amazon Prime Video).

- Catastrophe

Esta lista está llena de seres maravillosamente imperfectos, y Sharon y Rob lo son más que nadie. Otra gran serie que se despidió dejando a sus seguidores con el corazón roto tras cuatro temporadas llenas de risas y de momentos emotivos. Sharon y Rob aprendieron a vivir juntos y lidiar con un amor real, con sus problemas, sus imperfecciones, sus manías, sus defectos... real. La naturalidad y la frescura son la marca de identidad de los diálogos de esta serie en la que brillaban, al lado de los protagonistas, un reducido grupo de secundarios que también tuvieron ocasión de despedirse en condiciones en estos últimos capítulos. (En Movistar +).

- Juego de tronos

El gran fenómeno televisivo de los últimos tiempos se ha despedido a lo grande. A pesar de lo dolidos que terminaron algunos de sus seguidores, la serie tuvo un final consecuente con los personajes. Prefirieron ir sobre seguro. Por el camino, Juego de tronos logró que millones de espectadores de todo el mundo estuvieran pendientes de lo que ocurría en los Siete Reinos, de las muertes, de los héroes y heroínas, de sus destinos. Los seis capítulos finales dejaron batallas que son todo un derroche de poderío de producción y un gran episodio previo al enfrentamiento contra los muertos que ahondó en la personalidad y relaciones de los personajes. La serie que se atrevió a soñar a lo grande, el gran blockbuster de la televisión, se ha despedido también a lo grande. Además, la experiencia colectiva que nos ha regalado ha demostrado el poder de la televisión y las buenas historias para unirnos. (En HBO al completo; en Movistar + solo tres capítulos). 

- Years and Years

A través de una familia compuesta por cuatro hermanos, y acelerando el ritmo para viajar a un futuro en el que los extremismos se han apoderado del mundo y el efecto invernadero ha causado estragos, esta mezcla de drama familiar con distopía políticosocial de la BBC nos presenta un futuro muy presente. Al principio se la podía describir como una mezcla de This Is Us con Black Mirror. Pero es mucho más. Momentos agobiantes y frenéticos (apoyados en una banda sonora inquietante) se combinan con un particular costumbrismo futurista y nos ponen delante de nuestros ojos las consecuencias de realidades en las que no nos gusta mucho pensar. Porque si el drama de los refugiados les afecta a ellos es una cosa, pero cuando nos llega a nosotros... Ah, Emma Thompson pasándoselo pipa. (En HBO España).

- Veep

La despedida de Veep coincidió con la emisión de los últimos capítulos de Juego de tronos y quedó demasiado eclipsada, desgraciadamente. A pesar de que fuera la séptima temporada, esta sátira política no había perdido apenas fuelle y su entrega de despedida ha sido posiblemente la que ha contado con el humor más bestia con una Selina Meyer que quería recuperar la Casa Blanca a toda costa en una campaña loquísima. Mención especial para el episodio final al que es casi imposible encontrarle alguna pega, una gran despedida para la serie a la que regresaron muchos de los actores invitados que habían pasado por la comedia. (En HBO España al completo; en Movistar + solo tres episodios disponibles).

- El milagro

Aunque esta serie italiana se estrenó en 2018, en España no la pudimos ver hasta que Sky la estrenó en enero de este año. A través de varios personajes vemos las consecuencias de la aparición de la estatuilla de una virgen que, inexplicablemente, llora sangre. Italia se encuentra en un momento complicado, en el que tiene que decidir si permanece en la Unión Europea o se separa. Pero el Primer Ministro, un cura y una científica, entre otros personajes, verán cómo este descubrimiento sacude sus vidas y les hace cuestionarse todo. Un drama narrado con buenas dosis de realismo mágico en el que fe y ciencia se entrecruzan y con una cuidada apuesta formal, desde el aspecto visual hasta el musical o incluso el opening con Il Mondo. (En Sky).

- Lo que hacemos en las sombras

Basada en una película de 2014 sobre tres vampiros que comparten piso en el mundo actual, la serie ha superado al largometraje tomando lo mejor que tenía y sumándole nuevos elementos. Estos vampiros residentes en Nueva York son un poco desastre a pesar de que intenten ocultar su patetismo. El vampiro de energía es uno de los grandes personajes del año. Y las situaciones y diálogos descacharrantes logran la carcajada del espectador en prácticamente todos los capítulos. ¿Qué más se puede pedir a una comedia que reírse a carcajadas con ella? (En HBO España).

- Barry

La historia de este asesino a sueldo y actor amateur ha crecido en una segunda temporada que ha sido una olla a presión, con Barry en medio de problemas personales con las inseguridades de su novia y las cuestiones propias de la relación con mafiosos, asesinos y narcotraficantes. La tensión ha vuelto a ir en aumento en una trama que también hereda las consecuencias de lo sucedido en la primera temporada en una serie que combina humor negro y surrealismo y que permite lucirse tanto a su protagonista, Bill Hader, como al resto del elenco, sobre todo Henry Winkler. (En HBO España).

- The Good Fight

Aunque los primeros capítulos de la tercera temporada desconcertaron sobre todo por el odioso personaje que interpreta Michael Sheen, el abogado Roland Blum, y por el tono más alocado, precisamente por eso The Good Fight sigue siendo una de las series que mejor refleja el mundo actual. En la era de la posverdad, en la que las líneas entre el bien y el mal, entre la verdad y la mentira, están cada vez más borrosas, esta serie se atreve a caminar por la línea que separa los dos bandos. Por atreverse, incluso tiene el descaro de hacer público que un fragmento fue censurado por la cadena. Este mundo sería más difícil de entender sin The Good Fight. (En Movistar +).

- Mira lo que has hecho

La serie de Berto Romero es la tragicomedia de ser padre, y en su segunda temporada se las apañó para elevar el nivel respecto a la primera. El juego de mezclar realidad y ficción sigue funcionando en esta comedia que ha dejado apartado a un lado el foco en la paternidad para mirar más a una pareja en crisis y, por tanto, volverse un poco más dramática, aunque sin perder de vista esos puntos de humor bestia que le caracterizan. La serie se hace más madura y gana peso en esta segunda temporada. (En Movistar +).

- Muñeca rusa

La muerte no le sienta nada bien a Nadia. En el día de su 36 cumpleaños, esta mujer se ve en medio de un surrealista bucle que la devuelve siempre al mismo punto de partida y termina siempre con su muerte en diferentes circunstancias. Esta especie de revisitación de Atrapado en el tiempo con un punto existencialista es un interesante ejercicio que combina humor negro y drama que, en lugar de quedarse enganchado en un bucle, avanza impulsado por la interpretación de Natasha Lyonne, también cocreadora de la serie. (En Netflix).

- Día a día

Cuando se estrenó la tercera temporada de esta comedia, sus espectadores todavía no sabían que sería la última. Pocos días después, Netflix decidió que no produciría más episodios de esta sitcom al estilo tradicional centrada en una familia de origen cubano residente en Los Ángeles. Su formato clásico no impide que aborde temas como la inmigración, la homofobia, el estrés postraumático o el alcoholismo con tramas que lo mismo arrancan una sonrisa que te llevan al borde de las lágrimas. (En Netflix). [Actualización: horas después de publicar esta lista, PopTV, canal propiedad de CBS, ha anunciado que producirá una nueva temporada de Día a día]

- Fosse/Verdon

Michelle Williams y Sam Rockwell dan vida a Gwen Verdon y Bob Fosse, bailarina y coreógrafo que mantuvieron una tormentosa relación personal y profesional. A través de una narración fragmentada y que va cambiando el punto de vista, la serie muestra las luchas de egos entre dos artistas cuyas fuerzas chocaban con demasiada frecuencia. Ya solo por la interpretación de Michelle Williams, la serie merecería la pena. Además, la historia está aderezada con la banda sonora y las coreografías de los musicales que produjeron. (En HBO España).

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
15lunes
Poldark
Movistar Seriesmanía
Temporada 5 y última
16martes
17miércoles
18jueves
19viernes
20sábado
21domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información