Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

Patricia Arquette: “Hay miedo a legalizar el aborto en EE UU. ¿No se dan cuenta de que ya es legal?”

La actriz vuelve a sorprender en la televisión con el personaje de Dee Dee en 'The Act'

Patricia Arquette.
Patricia Arquette. WireImage

Patricia Arquette (Chicago, EEUU, 51 años) busca desesperadamente historias que se salgan de lo convencional y sean capaces de reflejar las mil facetas de la condición humana. La crítica se ha volcado con su interpretación de Dee Dee Blanchard en la serie The Act, producida por Starzplay, una madre afectada por el síndrome de Munchausen que inventa síntomas y enfermedades falsas de su hija Gypsy (Joey King) y oculta esta relación tóxica. Basada en una historia real, con el guion de Nick Antosca (Channel Zero) y de la periodista Michelle Den, los ocho episodios logran crear un ambiente asfixiante en el que resalta, sobre todos los personajes, el de Arquette. "Ni siquiera sabía que un trastorno mental así tenía un nombre científico. Me documenté mucho, escuché los testimonios de niños que habían sufrido abusos por parte de sus progenitores. Puede ver una larga entrevista con la Dee Dee real en la que, bajo una apariencia tierna, podía verse que existía un problema serio en la cabeza de esa persona. No había oído hablar antes del caso, pero mis hijos sí, y estaban aterrorizados de que fuera a hacer de esa persona en pantalla. 'Tranquilos, chicos, soy una actriz y me dedico a esto', les dije. 'No pienso comenzar a medicaros en cuanto llegue a casa'", explica esta actriz menuda, que no pierde nunca la dulzura en el tono de voz pero da respuestas firmes, en un céntrico hotel de Londres.

Su trabajo anterior, como funcionaria de prisiones en la serie Fuga en Dannemora, se alejó también del estereotipo de actriz mona al que parecía encaminada al principio de su carrera Arquette. "Empecé como la mujer joven e ingenua, y me llevó un tiempo hasta que me ofrecieron papeles como estos. Pero los he disfrutado un montón. A pesar de que seguían provocando reticencias entre algunos personajes de este negocio. Cuando hice Fuga en Dannemora todavía escuché dudas en mi entorno que me pedían que no me metiera en un papel así", explica.

A pesar de la oportunidad que ha supuesto para muchos actores y actrices la explosión en los últimos años de las series televisivas, con nuevas productoras dispuestas a crear nuevos contenidos, Arquette echa de menos el formato de las películas convencionales. Y sobre todo, la capacidad de riesgo de los que se atreven a contar cosas distintas con presupuestos medianos. "Creo que lo que más echo de menos es el trabajo de los directores mayores, y de las historias de siempre. Ahora se ponen de moda los superhéroes y aparecen 25 películas distintas con la misma temática. No entiendo cómo no somos capaces de reflejar en nuevas películas toda la experiencia humana, pasada y presente. Por eso me alegra tanto ver cómo surgen nuevos actores y actrices negras, por ejemplo, o guionistas y directores negros que son capaces de contar esa parte de nuestras vidas que resulta tan interesante".

Arquette, recibió el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por Boyhood en 2015, y en aquella ceremonia logró remover conciencias al reclamar la equiparación de sueldos entre hombres y mujeres en la industria del cine. Recientemente compareció en el Congreso estadounidense en defensa de la enmienda propuesta para garantizar constitucionalmente la igualdad entre hombres y mujeres. "Fue un día especial, y realmente estaba muy nerviosa, y a la vez pasmada ante el hecho de que tuviera que acudir a una sesión tan solemne para defender algo tan obvio. Creo que detrás de la resistencia de algunos legisladores a dar ese paso está su presunto miedo a que reconocer esa igualdad derive en la legalización del aborto. ¿No se dan cuenta de que el aborto ya es legal en Estados Unidos? Aunque ahora ya vemos en algunos Estados un retroceso en las leyes, y van a acabar impidiendo que interrumpan sus embarazos niñas que han sido violadas o que cargan en su interior un bebé fruto de un incesto, por ejemplo", dice la actriz sin denotar irritación pero con una firmeza que impone.

Ha sacado una conclusión positiva del movimiento Me Too, que agitó los cimientos de la industria de Hollywood y que le tocó muy de cerca. Su hermana Rosanne fue una de las que se atrevió a dar el paso y denunciar su caso. "Creo que ha sido un momento maravilloso, que comenzó en Estados Unidos hace unos años y que se extendió por todo el mundo. Y que ha servido para replantearnos muchas actitudes y prácticas que dábamos por sentadas en la industria cinematográfica y que no estaban bien. Pero sobre todo, ha servido para que hombres y mujeres nos juntemos para mejorar las cosas. Estoy convencida de que todo esto ha sido un gran avance en la historia de la especie humana. Ahora ya nadie cuestiona, por ejemplo, al principio de un rodaje, la necesidad de algo tan elemental como atender un curso previo sobre el respeto durante el trabajo", concluye Arquette.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
15lunes
Poldark
Movistar Seriesmanía
Temporada 5 y última
16martes
17miércoles
18jueves
19viernes
20sábado
21domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >