Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahondar en la confusión

Tyler, the Creator expande en ‘IGOR’ hasta niveles casi estratosféricos todo lo bueno que tenía su anterior álbum

Ahondar en la confusión

Hace ya más de una década que Tyler, the Creator irrumpió en la escena hip hop como la cara más susceptible de ser abofeteada de aquella entidad llamada Odd Future, un colectivo que, sin quererlo y nos tememos que también sin saberlo, inventó mucho de lo que hoy damos por hecho en este género y enterró mucho de lo que ya nunca más veremos. De ahí salieron aterrorizados el sensible Frank Ocean y el apocado Earl Sweatshirt. Tuvieron que pasar diez años desde aquel desbarajuste para que Tyler lograra armar un álbum que tuviera de eso algo más que el formato. Flower Boy (2017) era un trabajo notable y sincero. En lo musical dejaba atrás esa tendencia suya a sacar canciones del fuego cuando aún no están cocidas, y en lo discursivo abandonaba la homofobia y la misoginia para flirtear con la redención y la sexualidad más fluida. Era un paso adelante de un tipo que hasta el momento casi se había dedicado en exclusiva a orinar en círculos.

Con este IGOR expande todo lo bueno que tenía Flower Boy hasta niveles casi estratosféricos. Colaboran Frank Ocean, Santigold, Kanye West o Playboi Carti. Hay electrónica, soul casi puro, trap, r’n’b, giros bruscos de guion, confesiones, discusiones, decepciones… En temas como ‘Igor’s Theme’ o ‘Running Out Of Time’ suceden tantas cosas que hay que echar un vistazo al reproductor varias veces para saber si estamos aún con el mismo tema. ‘New Magic Wand’ posee una energía tóxica fascinante, mientras que ‘A Boy Is a Gun’ intenta ser lineal y narrativa, pero en 30 segundos ya está haciendo unas piruetas que se parecen a las que llevamos años esperando de Kanye West. ‘Earfquake’ entra y sale de tu cabeza cada 10 segundos, y cuando te has acostumbrado, la sucede ‘I Think’, que es pura pista de baile.

Esto no se hace, hombre. Y para acabar el disco —y terminar de ahondar en la confusión— aparece ‘Are We Still Friends?’, una dolorosa balada que es como sonaría Smokey Robinson en un karaoke tras pasar la noche en un escenario pequeño del Primavera Sound. IGOR es un álbum en el que cada canción es una de las piezas en que se ha roto su creador. Juntas no parecían tan interesantes como han resultado ser por separado.

Igor. Tyler, the Creator. Sony / Columbia.