Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Martí Galindo, colaborador de ‘Crónicas Marcianas’

El actor de teatro ha fallecido a los 81 años

Martí Galindo i Girol, actor de teatro y colaborador del programa de Telecinco Crónicas Marcianas (1997-2005), falleció el domingo a los 81 años. La noticia la difundió el productor televisivo Josep M. Mainat, uno de los responsables de aquel espacio. El señor Galindo, como era conocido popularmente, alcanzó la fama a finales de los años noventa gracias a su papel como contrapunto crítico y locuaz del presentador Javier Sardà, que ayer lamentó, junto a otros profesionales del medio televisivo, la pérdida.

Conocido por su baja estatura y por sus trajes de corte clásico, fue parte de Crónicas marcianas, espacio que restó horas de sueño a los televidentes españoles y encendió el debate sobre los límites del espectáculo catódico, hasta su sexta temporada, tres años antes de que se cancelara la emisión. Parte de su fama se la debía a su físico, cuya explicación había que buscarla bien atrás: en cierta ocasión contó que pesó 1,7 kilos al nacer en Barcelona en 1937, un tiempo y un lugar en sin incubadoras en los hospitales.

Otros trabajos televisivos de Galindo, que además de actor era regidor, se centraron en los programas de TVE Planeta Imaginario y Ahí te quiero ver, en la década de los ochenta. En Ahí te quiero ver trabajó con Rosa María Sardà y conoció a su hermano Javier. En aquel programa compartió plató con Boris Izaguirre, Carlos Latre, Fernando Ramos, Javier Sardá y Rosario Pardo.

Galindo venía del teatro y se convirtió en una estrella cuando ya había cumplido sesenta años. Obtuvo en 1998 un TP de Oro como mejor Personaje Revelación de la televisión. Su imagen de persona de aspecto aniñado pero sobradamente elocuente y con opiniones de adulto podía parecer digna de un freak de circo. Pero dentro de la familia de entrañables inadaptados que Sardá había creado con aquel programa, Galindo logró brillar más por carismático que por extravagante.

Colaboró en Crónicas durante los cinco primeros años de emisión del programa (entre 1997 y 2002), hasta los 65 años. Desde entonces vivía apartado de la televisión, aunque volvió en alguna ocasión a la pequeña pantalla, como al programa Qué tiempo tan feliz o a La noria. En 2015, en una intervención en La Ventana, de la Cadena SER, en la que se entrevistaba a Sardà,  declaró sobre su relación con la televisión: "Ahora estoy bien, no puedo andar mucho pero veo televisión sobre todo series que me gusten, porque si no me gustan las dejo enseguida". Era la misma naturalidad que le había hecho funcionar tan bien en la pequeña pantalla.

El productor Josep Mainat subrayó el domingo en un tuit: "Era una gran persona que he estimado durante muchos años. Será difícil de olvidar". En su cuenta de Instagram, la humorista Paz Padilla, con la que trabajó Galindo en Crónicas marcianas, expresó su tristeza por su pérdida, y afirmó: "Era una de las personas más grandes que he conocido, muy buen compañero, cariñoso, una persona como pocas hay, hizo mi trabajo muy fácil, no te olvidaré, no te olvidaremos, todos te queríamos. Bon viatge amic, et recordaré sempre". Carlos Latre, también compañero del actor en Crónicas marcianas, le despidió a través de Twitter: "Se nos fue mi querido Martí Galindo. El mítico Señor Galindo!!! Siempre me trató con afecto y cariño. Compartimos buenos momentos de TV!!! Que suene la mejor música clásica (que adoraba...) para decirle adiós con la mejor de las sonrisas...".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información