Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Las mujeres que cambiaron la tele

En casi todos los sentidos, la tele sigue siendo un producto abrumadoramente dirigido por señores

Tina Fey en '30 Rock'.
Tina Fey en '30 Rock'.

Que algunos de los talentos más revolucionarios de la tele de los últimos tiempos son mujeres es una obviedad que no necesita mucho desarrollo. Ahí están Tina Fey en la comedia o Lena Dunham y sus Girls, por poner dos ejemplos titánicos y evidentes. Sin embargo, en casi todos los sentidos, la televisión sigue siendo un producto abrumadoramente escrito y dirigido por señores. El prestigio, ese concepto vaporoso y a veces viscoso que nadie sabe qué es pero todo el mundo dice reconocer, es algo masculino. Un vistazo a los últimos premios Emmy lo confirma. En las tres categorías de ficción (comedia, drama y miniserie o documental) había 39 nominados para mejor guion y mejor dirección. Solo seis eran mujeres, y solo una de ellas se llevó un premio a casa: Amy Sherman-Palladino, por escribir y dirigir el piloto de The Marvelous Mrs. Maisel.

Y, pese a ello, Joy Press, la todopoderosa crítica de tele de Vanity Fair, cree que son las mujeres quienes marcan el paso hoy en la industria. Que son mujeres las que han renovado el lenguaje y los formatos de la ficción estadounidense, y que no se entiende nada sin la aportación de las citadas arriba, de la propia Sherman-Palladino (Las chicas Gilmore) o de Jenji Kohan (Orange is the New Black). Por eso ha escrito un libro titulado Dueñas del show: las mujeres que están revolucionando las series de televisión (Alpha Decay) donde traza la historia de las actuales pero también de las pioneras, las que trabajaron en solitario en un mundo que apestaba a machuno que tiraba para atrás y que creía que un estudio no era un lugar para una chica decente. Press recuerda, por ejemplo, a Gertrude Berg, protagonista y creadora de The Goldbergs, un exitazo de los años cincuenta. Y de Lucille Ball y Mary Tyler Moore o guionistas como Treva Silverman, que empaparon de feminismo algunos personajes y tramas de los setenta. Un camino largo y oscuro que, a la vista de los Emmy, está lejos de terminar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >