‘Fuga en Dannemora’, la huida de Ben Stiller al drama en televisión

Benicio del Toro, Paul Dano y Patricia Arquette protagonizan la miniserie de siete capítulos

"Del director de Zoolander y Zoolander 2". Si alguien leyera esto antes de ver Fuga en Dannemora, la miniserie que estrena Movistar Series en la madrugada del domingo al lunes, pensaría que va a ver una comedia. "Habrá gente que piense que va a ser más divertida aún que mis películas. No les culpo. Probablemente yo también lo pensaría si no supiera qué tenía en la cabeza", reconoce Ben Stiller.

Más información
La fuga y el mensaje de dos presos de una cárcel de alta seguridad en EE UU

Protagonista de Algo pasa con Mary y Los padres de ella; director de Reality Bites en 1994 y de esa sátira del mundo de la moda que es Zoolander (2001), Ben Stiller ya había pasado por la televisión en una serie de 1992, The Ben Stiller Show, pero ni en la pequeña pantalla ni en la grande se había atrevido aún con un thriller dramático tan crudo como es Fuga en Dannemora, la producción que presentó mundialmente en octubre en el MipCom de Cannes.

No era él quien estaba buscando un giro en su carrera. El equipo creador de Ray Donovan, Brett Johnson y Michael Tolkin, le mandó el guion de la serie solo unas semanas después de que la historia real en la que se inspiraron ocurriera: la fuga de dos presos, Richard Matt y David Sweat, el 6 de junio de 2015 del correccional Clinton en Dannemora, un pueblo al norte del estado de Nueva York, y su persecución durante tres semanas. "Creo que se lo ofrecieron a mucha gente que dijo que no", bromeaba Stiller en Cannes. "Yo feliz de que me mandaran un material así. Les pregunté cuánto había de real y me dijeron que habían tenido que inventar mucho, así que también lo rechacé: la fuga no era lo que me interesaba de la historia sino la realidad de esos personajes".

Meses después todo cambió. El informe de la investigación salió a la luz y también las transcripciones de las entrevistas con todos los implicados. Se desvelaba el papel de Joyce Mitchell, la supervisora del taller de costura en la prisión, que mantenía una relación sexual con ambos presos, y les había ayudado a escapar, pero en el último momento se arrepintió y no les esperó con el coche, por lo que ambos tuvieron que emprender una huida desesperada a pie. Hablaba de la fuga en sí: el túnel que escavaron y que recuerda a Cadena perpetua. Y también contaba todas las corruptelas y relaciones que se habían generado entre reclusos y funcionarios de prisión. Stiller llamó corriendo: si aún no habían encontrado director, él quería hacerlo, pero "hacerlo lo más real posible".

"Me atrajo la combinación de elementos porque no era solo una película de género, no era solo una historia de fuga, era una historia de relaciones humanas, un drama...", explica. "Para mí era una oportunidad de dirigir algo parecido a las películas y series con las que crecí, el cine de los setenta: Tarde de perros, Pelham 1,2,3... Eran dramas con algo de humor y personajes reales, complicados".

Se pasaron un año investigando, visitaron la cárcel, conocieron a David Sweat, se empaparon de Dannemora y, con el permiso del Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo —interpretado en la serie por Michael Imperioli (Los Soprano)—, acabaron incluso rodando dentro de la prisión. Detalles fundamentales que le daban a Stiller el realismo que buscaba y le diferenciaba de otras series o películas del género. "Si te la cuentan, es una historia difícil de creer. Por eso me interesó descubrir la verdad y establecer las relaciones entre todos los personajes, cómo funciona la prisión y todos los que están alrededor de ella, ese pueblo que está dominado por la cárcel". Y por eso, el formato serie (siete episodios) era el único posible. "En una película te dejarías mucho fuera".

Un trío de primera clase

Richard Matt, David Sweat y Joyce Tilly Mitchell eran los tres nombres propios del escape de la cárcel de Clinton. Matt y Sweat cumplían cadena perpetua por asesinato; ella era la supervisora del taller de costura con la que mantenían relaciones sexuales y les pasó las herramientas para excavar el túnel. Los tres son los protagonistas de Fuga en Dannemora, y Stiller quería un trío de primera para interpretarlos. Primero pensó en Patricia Arquette, irreconocible en un papel "que no busca agradar a nadie". Después entró en la ecuación Paul Dano como Sweat. Y Benicio Del Toro fue el último en entrar. Stiller tuvo que convencerle. "Es su primera serie", dice el director. "Al final, creo que aceptó porque Matt era pintor como él y por trabajar con Patricia".

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
28lunes
29martes
1994
Movistar +
Temporada 3
30miércoles
31jueves
1viernes
See
See
Apple TV+
Estreno
2sábado
3domingo
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS