Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Madrid en blanco y negro para una estrella en Cinemascope

Paco León y Anna R. Costa finalizan el rodaje de la serie 'Arde Madrid', ambientada en los años en los que Ava Gardner vivió en la ciudad

Paco León en el rodaje de 'Arde Madrid'.

Madrid, 1961. Ana Mari se detiene ante el escaparate de una tienda de una reconocida marca de lujo en la Gran Vía. Cojea, viste de forma humilde y vive en un mundo de blanco y negro. “Está bien, corten”, se oye decir a alguien. Ana Mari se convierte en Inma Cuesta, ya en color, y saca un móvil del bolsillo de la rebeca y aprovecha para consultar algo. Mientras, el equipo de rodaje introduce las cámaras en el local para preparar la grabación de la siguiente secuencia. Por allí, de un lado a otro, se mueven Paco León y Anna R. Costa, creadores y directores de la serie Arde Madrid, que Movistar + estrenará después del próximo verano.

FOTOGALERÍA

En el rodaje de 'Arde Madrid'

Los ocho capítulos de Arde Madrid, de media hora cada uno, contarán la historia de Ana Mari y Manolo, dos ficticios sirvientes que trabajan para Ava Gardner durante la estancia de la actriz en Madrid (en el piso de arriba de donde vivía el General Perón) a principios de los años sesenta.  "Inma Cuesta y yo somos un falso matrimonio [en verdad tienen el encargo de espiar la casa de la estrella de Hollywood] que entra interno a trabajar en casa de la actriz, un personaje importante porque dinamiza todo. Ana Mari está muy influenciada por su contacto con Ava Gardner, una mujer libérrima que llega a España en medio de la dictadura y que hace todo lo contrario de lo que una mujer se supone que tiene que hacer", comenta León en un descanso del rodaje.

Arde Madrid, cuyo rodaje termina este Miércoles Santo, ha sido grabada en espacios muy reconocibles de la ciudad, como Las Ventas, el bar Chicote, el puente de Segovia, el Rastro o la Casa de Campo, y en el interior de un piso de verdad. No se han utilizado platós. Un Madrid que se verá en blanco y negro, algo nada habitual en una comedia. "La apuesta por el blanco y negro no fue de inicio ni muchísimo menos, de entrada íbamos por el color, pero luego, como siendo fieles a la época, al personaje de Ava Gardner y a la España del momento, empezamos a visualizar secuencias y empezó a gustarnos mucho y a ver que contaba mejor nuestra historia", cuenta Costa, que suele estar sentada en el combo con las pantallas mientras León alterna su función de director con la de actor.

Tras el descanso, el intérprete, con un bigote de otra época, aparece repeinado, con una horquilla sujetando un pelo recién engominado. Pero antes de su trabajo ante la pantalla, va a dirigir a Cuesta en una secuencia en la que entra en la tienda y pregunta por su tía, interpretada por Julieta Serrano. Junto a León y Cuesta, pasarán por la serie también Julián Villagrán, Anna Castillo, Carmen Machi, Silvia Tortosa, Mariola Fuentes (será Lola Flores), Manolo Solo, Eugenia Martínez de Irujo (interpretará a su madre, la duquesa de Alba) o Carmina Barrios (madre de León, que dará vida a la Sansona del Siglo XX, una mujer forzuda famosa en aquella época). Por la pantalla también habrá apariciones estelares de personajes como el actor Charlton Heston, el productor hollywoodiense Samuel Bronston o el ya citado General Perón.

Debi Mazar, Paco León y Anna R. Castillo en el rodaje de 'Arde Madrid'. ver fotogalería
Debi Mazar, Paco León y Anna R. Castillo en el rodaje de 'Arde Madrid'.

La creadora de la serie explica cómo son los dos personajes principales: "Manolo es un hombre cercano a los 40 que aspira a más de lo que es. Trabaja en un taller, no acaba de definirse, ni profesionalmente ni personalmente, va dando tumbos, hasta que una tía suya que está en la [falangista] Sección Femenina le ofrece el trabajo de chófer en casa de Ava Gardner. Ana Mari es una chica medio huérfana, lisiada. Por encargo directo de Franco se les encarga espiar la casa de Ava, pero con la condición de que se tienen que hacer pasar por matrimonio. Y ahí surge el inicio de los dos personajes".

Pero es Ava Gardner, aunque no sea el personaje principal, quien llama el interés. "El casting era muy complicado, y encontramos a Debi Mazar, que tiene muchas cosas de Ava Gardner. Aparte de ese aspecto de estrella de Hollywood de los años dorados, tiene mucha calle, mucha noche, es una mujer muy vital, muy glamurosa, es alguien que entra en un sitio y todo el mundo la mira aunque no sepa quién es, que parece alguien, y esto nos ayudaba a que se viera esa Ava y no quedarnos en la parodia, en el cliché de lo que la gente conoce de Gardner", explica León.

Ana Mari, Manolo y Ava, que tuvo su domicilio en Madrid hasta 1968, tienen suficientes historias por contar como para ampliar este universo en futuras temporadas, comenta Costa. En 1963, Gardner rodó 55 días en Pekín, junto a un gran elenco. En Cinemascope y en color, las noches de Madrid siguieron ardiendo con la estrella de Hollywood.

Inma, la del pueblo

Paco León dirige a Inma Cuesta y Julieta Serrano (ambas sentadas) en 'Arde Madrid'
Paco León dirige a Inma Cuesta y Julieta Serrano (ambas sentadas) en 'Arde Madrid'

Paco León y Debi Mazar (Ava Gardner) se han llevado hasta ahora parte de los titulares de Arde Madrid durante su producción, pero el personaje de Ana Mari, interpretado por Inma Cuesta llevará gran parte de la trama. "Estoy absolutamente flipada con el trabajo de Inma. Con los personajes femeninos he tenido mucho empeño y muchas peleas entre nosotros para que llegas a donde yo creía que tenían que llegar", cuenta la creadora de la serie, Anna R. Costa.

"Lo que no esperaba es que las actrices aportasen tanto al universo, porque yo tenía muy claros sus personajes y me resultaba muy difícil comunicarles hasta dónde queríamos llegar, y de repente Inma saca de la carta una mujer de pueblo que lleva ella en su ser, porque Inma es de un pueblo de estos pequeños de Jaén, y empieza a divertirse y a imitar a esas mujeres de pueblo, cercanas a su madre, a sus tías, a su abuela", cuenta la guionista y directora.  "Empieza a completar una Ana Mari absolutamente fascinante y muchísimo más cercana a la época de lo que yo me había imaginado", remata.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información