Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE CON LUZ

Jorge Javier Vázquez: “Tengo la moral muy laxa”

El presentador de Telecinco se vuelve a poner al frente de 'Supervivientes' a partir del jueves 15 de marzo

Casi se troncha con cada pregunta y casi logra ponerse serio en cada respuesta. Es como si, curado de crítica y coba, quisiera quitarle importancia a todo, sobre todo a él mismo. Lo logra a medias. Debajo del histrión ultrasimpático se adivina un tímido hipersensible buscando cómplices. Cita en su casa —casoplón, admite—, donde le recogen y le devuelven “en chándal” para trabajar en la “cadena de montaje” de Telecinco (el jueves 15 estrena Supervivientes 2018). Antes de dejarnos para grabar Got Talent nos enseña la cocina, nos presenta a sus cuatro galgos, se desvive por agradarnos. No parece muy roto por la ruptura con su pareja, que acaba de pregonar en la portada de una revista rosa.

¿Necesitábamos saber que le ha dejado el novio y se ha ido con su madre al Caribe a reponerse?

Jajaja. No. Este tipo de información nunca es necesaria, pero entretiente y, haciendo un programa como el mío, creo que forma parte de mi trabajo. Tienes que compartir lo que te pasa, y tampoco me parece tremendo contarlo.

Y de paso, llevarse una pasta.

Pues sí: los trabajos se pagan.

¿La intimidad tiene precio?

La intimidad está sobrevalorada. El mundo sería más amable si la compartiésemos más. Además, así doy yo mi noticia y evito bulos.

¿'Fake-news' en el corazón?

El 85% de lo que se publica sobre mí es falso. Y eso que los gays no vendemos. En Hola no publican cosas de maricas. Me siento afortunado de no ser tía, porque ahora no podría llevar la vida que quiero sin que me persiguieran.

Bueno, Ricky Martin sí sale

A ¡Hola! le gustan los gays políticamente correctos y con hijos. Como yo espero tener muchos líos de tíos espero que se aburran.

Para eso ya están las picadoras de carne. ¿Es eso 'Sálvame'?

No. Pero que yo trabaje ahí no significa que esté de acuerdo con todo. Yo es que cada vez soy más empático y justifico los comportamientos de los demás. Si me pillan en Sálvame con la vida que he llevado, podrían hacer 10 temporadas. Tengo la moral muy laxa.

¿No le da vergüenza ajena?

A veces, y propia, pero no me pidas que te diga por qué.

¿Nota miradas de superioridad moral de periodistas 'serios´?La crisis ha acabado con esa superioridad. La aparición de tantísimas firmas y medios ha dinamitado todo. Faltan referentes. Yo mismo me siento mayor en esta profesión. Lo que viene no lo entiendo.

¿Cómo lleva ser imprescindible. la joya de su cadena?

Divinamente, peor ser prescindible. Y lo de joya va por épocas. Cuando acabó Gran Hermano me decían que estaba acabado..

¿Pica un fiasco así?

Mucho, pero es Es que GH se emitió en una época en que teníamos una gala una noche en cuya mañana habían mandado a la cárcel a ocho personas y lo daban en otra cadena, y así no se puede.

¿Le contraprogramó el Procés?

El verdadero Gran Hermano se estaba viviendo en Cataluña y contra eso no se podía luchar. Ese es el paradigma de que no soy imprescindible. Cuando me voy, Sálvame va igual de bien, o de mal.

La tele le permite pagarse los vicios, digo, las pasiones. ¿Es eso su obra 'Grandes Éxitos'?

Llevo 30 años en la tele y me lo ha dado todo. La vanidad la tengo cubierta, lo hago porque me encantaría tener una carrera teatral. He descubierto una pasión a los 45 y estoy que no me lo creo.

¿Crisis de la mediana edad?

“Estoy como nunca”

Amado o vilipendiado, Jorge Javier Vázquez (Barcelona, 19), se encuentra, dice, en su mejor momento de forma. El presentador estrella de Telecinco se ríe de su sombra en el teatro con su función 'Grandes Éxitos' y el jueves estrena nueva edición de 'Supervivientes'.

Pasé dos años oscuros, triste y cansado. Ví a psiquiatras y al final una señora con clínica en Gran Vía me vio que tenía baja la testosterona. Ahora, me la pincho cada 15 días y, chica, he visto la luz. Estoy como un chico de 25 años

¿En todos los sentidos?

Todos. Pero, escucha: brutal.

Así vuelve al mercado a los 50.

47, perdona. Y estoy pavísimo y muy bueno. Estos pantalones hacía diez años que no me los podía poner. Y es muy bonito descubrir que hay gente joven a la que le gusta los maduros. Ahí lo dejo.

¿Y el duelo del desamor?

Es que tengo callo de romper, entonces, quiero pasármelo bien. Este va a ser mi verano loco. Si vuelvo, que sea tras el verano.

¿A qué ha sobrevivido?

A los hidratos. A los 47, por fin no me engaño con la comida

Más información