Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Lopez: “La televisión es un mundo muy competitivo”

La actriz y cantante es la protagonista y productora ejecutiva de la serie ‘Shades of Blue’

Jennifer Lopez (Nueva York, 1969) aparece en una sala de los estudios Kaufman Astoria, en el barrio de Nueva York de Queens, rodeada por un séquito de unas 15 personas. La neoyorquina de orígenes puertorriqueños es la estrella de Shades of Blue, drama policial cuya segunda temporada estrena esta noche (22.00) el canal Calle 13. Un descanso durante la grabación de la serie lo dedica a atender a la prensa internacional presente en el rodaje, al que EL PAÍS acudió invitado por Calle 13. En la sala donde están los periodistas, las grabadoras ya llevan un rato funcionando: los responsables de prensa han advertido de que, una vez que JLo entre en la sala, nadie puede levantarse de su asiento ni a colocar la grabadora.

El tiempo de Jennifer Lopez es oro. El rodaje de la primera temporada de Shades of Blue lo compaginó con su papel como jurado en American Idol. Después vino su espectáculo fijo en Las Vegas, la grabación de su nuevo disco en español y ejercer como jueza y productora en el programa de baile World of Dance. A todo ello se suma otra ristra de proyectos televisivos: dará vida a la narcotraficante colombiana Griselda Blanco en una película de HBO, será productora ejecutiva de un drama legal y una serie futurista y, en 2018, protagonizará el musical en directo de NBC Bye Bye Birdie Live! Mientras, Shades of Blue ya ha sido renovada para una tercera entrega. ¿Cómo aguanta este ritmo? "Empecé a bailar cuando era muy joven, con 9 o 10 años, y creo que eso me ha ayudado mucho, me hizo muy disciplinada y centrada para trabajar duro. Tengo una gran energía para tratar de crecer y ser mejor cada vez, hacer más cosas. Tengo pasión por lo que hago, la pasión es lo que te hace ir hacia delante cuando estás cansado", dice.

Acude a la entrevista vestida, peinada y maquillada como Harlee Santos, su personaje en Shades of Blue, una policía dispuesta a saltarse las normas para tratar de asegurar el futuro de su hija pero que, tras ser descubierta por el FBI aceptando un soborno, se ve obligada a ayudar a desenmascarar a sus propios compañeros. "En primer lugar, es una madre que quiere proteger a su hija, y luego es una policía leal a su gente y a las cosas que cree que están bien, aunque ocasionalmente se salte la línea de lo que está bien y lo que está mal", defiende la actriz. Madre de dos niños fruto de su relación con Marc Anthony, Jennifer Lopez se ve muy identificada con Harlee en ese rol. "Obviamente, yo nunca he sido policía ni he matado a gente", bromea recordando otras caras de su personaje. "Pero el núcleo de lo que es Harlee es una madre dedicada, y eso sí que lo entiendo, ese amor, ese compromiso, entender que haría cualquier cosa por mis hijos. También defendería a mi gente, soy una persona muy leal".

Jennifer Lopez: “La televisión es un mundo muy competitivo”

Además, es productora ejecutiva de la serie, lo que hace que sea escuchada con atención por sus compañeros. "Cuando tienes experiencia en lo que estás haciendo no tienes por qué reafirmarte en tu poder mucho porque la gente respeta lo que tienes que decir, y así es como está siendo aquí. Saben que no les voy a dejar tirados, y eso lo dices con tu ética laboral y lo demuestras en el trabajo. Eso hace que la gente te respete y desde ahí es fácil trabajar".

Su apretada agenda laboral hizo que tardara casi tres años en aceptar protagonizar una serie que Lopez ya había vendido a NBC en repetidas ocasiones pero que la cadena no quería llevar adelante sin ella al frente del reparto. "La televisión tiene un calendario muy exigente y yo hago muchas cosas diferentes y no podía verlo en ese momento de mi vida", recuerda. Ahora está orgullosa de una serie con la que, asegura, la cadena trata de acercarse al tipo de programas que produce la televisión de cable por su apuesta por temas más oscuros y el tratamiento del sexo o la violencia. "Es genial poder hacer una serie así justo ahora que la televisión es tan brillante y está tan bien hecha. Es un mundo muy competitivo, hay series geniales ahí fuera".

Jennifer Lopez: “La televisión es un mundo muy competitivo”

Además de los policías, sus familiares y los criminales que pueblan esta serie, otro personaje más de Shades of Blue es Nueva York, la ciudad natal de Lopez. El rodaje de la ficción se traslada muchas veces a la calle, momentos que se ven animados por nutridos grupos de seguidores de la actriz y cantante. "A cualquier parte que vamos terminamos rodeados de fans. A veces lo odio porque no puedo estar con ellos, firmar autógrafos y hacerme fotos, porque créetelo, es literalmente como estar en un concierto. En la primera temporada lo pasaba fatal porque no podía ir a saludarles. Son parte de mí, quiero a mis fans, pero si lo hiciera no podríamos avanzar con la serie, hay tantas páginas que grabar cada día que no puedes tomarte descansos. Yo amo Nueva York, es un personaje más, es una parte de nosotros. Es importante que grabemos aquí".

Cantante, bailarina, actriz, productora... ¿Algo más que le quede por hacer a Jennifer Lopez? "En realidad, solo trato de vivir cada día, terminar el día, volver a casa y hacer tacos con mis hijos. Vivir día a día y disfrutar cada minuto. No soy del tipo de persona que planea mucho el futuro, así estás más concentrado en lo que haces", remata.

“Trabajadora incansable”

Los compañeros de Jennifer Lopez solo tienen buenas palabras para ella. Ray Liotta la describe como "una trabajadora incansable". El actor de Uno de los nuestros interpreta en la serie al jefe de la unidad en la que trabaja Harlee Santos. "Y como Jennifer es más conocida por las comedias románticas, lo que querían era alguien que no fuera a tener problemas con matar a gente, y ese era yo", bromea Liotta al recordar cómo llegó a Shades of Blue.

Vincent Laresca, el agente Carlos Espada en la serie, ya había trabajado en un par de películas con Jennifer Lopez, "y sabía que, al final, es una artista, tanto cuando baila, canta, actúa... es una artista y siempre procura lograr el mejor producto posible. El nombre de Jennifer Lopez no se vincula nunca con un producto mediocre". Drea de Matteo, actriz de series como Los Soprano o Hijos de la anarquía, no conocía a su compañera de reparto. "Creo que Jen está infravalorada. Es una actriz increíble. Esta serie ha llegado en el momento perfecto en su vida porque nadie sabía que tenía esta faceta. Aprendo tanto viéndola... Cada vez que me siento demasiado cansada para hacer algo, pienso ¡Jen lo haría! Puede con todo y nunca abandona, es una leona".

Más información