Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Ella es tu padre’, cosas buenas

La nueva comedia de Telecinco empieza bien, lástima que cada capítulo dure tanto

Tráiler de 'Ella es tu padre'.

Son 70 minutazos, 40 más de lo que debería durar cualquier comedia decente. Pero aun así, y el primer sorprendido soy yo, el primer capítulo de Ella es tu padre promete cosas buenas. Y es que cualquiera lo diría al escuchar cuál es su premisa: un hombre de unos cuarenta años que se viste/disfraza/transforma en una mujer de unos 60 para poder ver a sus hijos (aunque estos no le reconozcan) ya que perdió la custodia. Sí, hay mucho de Señora Doubtfire ahí, pero a favor de sus creadores está que no lo ocultan. Ni las referencias a Tootsie o incluso a Escuela de rock. Con este prejuicio quitado de antemano, el primer capítulo de la nueva comedia de Telecinco funciona bien.

Y sale adelante por el buen camino por varios motivos:  Por un lado, porque tiene un muy buen reparto en general. A destacar, sin desmerecer al resto, Carlos Santos como Sergio/Avelina (buena transformación de maquillaje), Belen Cuesta (la manager del grupo de Sergio), María Castro (la directora del colegio) y el dúo de rockeros que forman Andoni Agirregomezkorta, y Aníbal Gómez, que se quedan con algunos de los mejores chistes. Por otra parte, tiene una buena mezcla de rodaje en interiores en plató y de exteriores (espero que en el resto de capítulos también y no solo en el primero) en los que se distingue Madrid de forma estupenda y que le da algo más de verosimilitud al asunto. Ver a Avelina andando por la Gran Vía es un acierto.

Los chistes y las bromas son los clásicos de una comedia clásica. Que nadie espere nada rompedor, pero en el primer capítulo funcionan. El reto será ver si todo, chistes y transformaciones, aguanta semana a semana con episodios tan largos (desgraciadamente, lo normal en las comedias españolas).

No es fácil mantener ese ritmo visto en la primera entrega en la que Sergio se tiene que convertir en Avelina corriendo para luego volver a ser Sergio porque ambos tienen que estar en el mismo sitio a la misma hora. Es un gag que funciona una vez, dos, tres quizá, pero no más. Y por delante hay otros 840 minutos de esta primera temporada. Y la promesa de que si la cosa funciona, podríamos tener Ella es tu padre para rato. Pero, pese a las buenas sensaciones, con esos 70 minutazos (más publicidad, yo tuve la suerte de ver el episodio piloto sin ella) me temo que me bajaré del carro la semana que viene, pero estaré atento, por si las cosas buenas continúan y busco los resúmenes de los mejores momentos...

Más información