Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
arte

Esos planos de situación

La artista Laida Lertxundi muestra su trabajo en el espacio Fluent de Santander

Imagen de 'Vivir para vivir' (2015), de Laida Lertxundi.
Imagen de 'Vivir para vivir' (2015), de Laida Lertxundi.

Sus películas parecen abrir huecos en los que aparentemente no pasa nada. Tiene mucho de collage y de contrastes. Sus personajes parecen estar en estado de somnolencia, como si no se hubieran despertado todavía. A menudo están de espaldas, tumbados o desnudos, y apenas hablan. Los límites del propio cuerpo moldean la imagen mediante códigos abstractos que sitúan al individuo como mediador de su entorno. No son actores y no muestran la cara. Con ello Laida Lertxundi (Bilbao, 1981) reflexiona cómo se representan, se estereotipan y se categorizan las emociones. Las que ella trabaja tienen que ver con añadir un elemento sensual a una práctica basada en formas. Le interesa el contraste entre ambas cosas, algo que parte de un concepto y algo que parte de una emoción. Sus películas están más cerca del cine experimental que del videoarte, y siempre tratan sobre su propio proceso y materialidad, como la más reciente, 025 Sunset Red (2016), que presentó hace unos meses en la Tate, donde un tipo de filtro da nombre al filme.

En Vivir para vivir, de 2015, la proyección en 16 milímetros que centra su exposición Landscape Plus en Santander, un electrocardiograma ocupa la pantalla durante más de dos minutos. Al tiempo, escuchamos su latido, que grabó junto a la canción I Won’t Hurt You, de The West Coast Pop Art Experimental Band, donde también aparece un latido. Las capas de sonido y de sentido discurren entre paisajes escarpados y vacíos, y el guiño a un texto, El sueño de los héroes, de Bioy Casares. Su trabajo se mueve entre las arquitecturas interiores íntimas y la magnitud de los paisajes abiertos para trazar una geografía transformada por estados afectivos y subjetivos.

Laida Lertxundi documenta los paisajes de California, donde vive, como lo haría un fotógrafo clásico que quisiera hacer un retrato geográfico. Se acerca a lo fílmico sin divisiones, como Alex Reynolds o Esperanza Collado. La ficción como espacio habitable. El arte como maravilloso refugio.

‘Landscape Plus’. Laida Lertxundi. Espacio Fluent (Santander). Hasta el 30 de julio.