Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelven las caídas, improvisaciones y locuras de ‘Me resbala’

Tras dos años de ausencia, el programa de Antena 3 regresa este viernes

Vuelven las caídas, improvisaciones y locuras de ‘Me resbala’

"En este programa, como diría Rajoy, cuanto peor, mejor. Cuanto peor lo pasan ellos, mejor lo pasamos nosotros", bromea Arturo Valls. Se refiere a Me resbala, el programa de Antena 3 producido por Shine Iberia que regresa este viernes (22.00) con su cuarta entrega y tras dos años de ausencia de la pantalla. Y vuelven las pruebas que enfrentarán a cómicos y presentadores de la cadena a retos que les supondrán resbalones, caídas y posturas imposibles para que los participantes demuestren que son los reyes de la improvisación. "Es un programa muy exigente para los cómicos, tienes que estar al 100% todo el rato", dice Valls en conversación con EL PAÍS.

El presentador, ya veterano en el formato tras haber estado al frente de las anteriores entregas, pasa revista a los nuevos participantes. "Me ha sorprendido mucho Jorge Fernández, una cara de la cadena a la que invitamos y que a nivel físico lo dio todo de forma espectacular. Àngel Llàcer respondió a las expectativas de trasladar la cosa histriónica al plató de Me resbala. También estuvo muy divertida Cristina Pedroche porque es muy asustadiza y lo pasó mal, estuvo muy graciosa. La Terremoto también fue sorprendente, una de las que más, aunque lo veía venir porque sé que tiene un punto cachondo y poca vergüenza, es de las mías".

El programa recupera pruebas clásicas del formato como el Teatro dependiente, Kara o ke ase o Alfabody, y suma algunas nuevas como Transmisión imposible: "tiene pinta que la gente va a jugar en la playa, los chiringuitos... Va a ser el Despacito de los juegos de verano", describe Valls, que de todas las pruebas se queda con las que obliga a los participantes a tirar de mímica u onomatopeyas para expresarse. "Ver a Anna Simón imitando una olla exprés solo con onomatopeyas, o esas cosas tan dadaístas y tan absurdas, me encantan".

Con Me resbala, Arturo Valls sigue en la noche de los viernes tras el final de la primera edición de Ninja Warrior España. Además, continúa en las tardes de la cadena con el concurso Ahora caigo. "Cada programa tiene lo suyo y todos los disfruto", dice el presentador, que adelanta que para otoño ya tiene otro formato preparado: "será un cambio de registro absoluto, vuelvo a mis orígenes en una cosa más periodística en la que no hago el tonto y me lo he pasado bomba por el cambio de registro". ¿Qué más le queda por probar? "La predicción del tiempo me gustaría y, a lo mejor, directamente el tarot por las noches. Porque para los informativos ya no tengo credibilidad", bromea entre risas.