Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘The Son’: Pierce Brosnan se pone el sombrero de vaquero

AMC estrena la serie ambientada en Texas a principios del siglo XX

Pierce Brosnan en 'The Son'.

¿En qué se parece una serie de espías a una de vaqueros? Para Pierce Brosnan, el ex James Bond, ahora protagonista de The Son, en todo. “Llevan la misma preparación, la misma entrega de corazón y mente y ambas necesitan un buen guion”, resume a EL PAÍS el actor irlandés. En esta ocasión Brosnan cambia el esmoquin por las botas de montar y Londres por Texas de principios del siglo XX, donde el patriarca Eli McCullough se aferra a su ganado en un terreno que huele a petróleo. “Además, me crie con una dieta de películas de indios y vaqueros en los dos cines que frecuentaba en mi Irlanda natal”, añade el actor. The Son, que cuenta también con la presencia de Carlos Bardem, se estrena el jueves 27 de abril (23.00) en el canal AMC.

Brosnan no limita su acción a la pantalla. Decidió protagonizar The Son en un tiempo récord. No hace ni un año estaba a punto de rodar un largometraje en Moscú cuando se cayó la financiación. “A cambio, mi agente me mostró este maravilloso guion de una novela que conocía pero que un incendio en casa impidió que me leyera hasta el final, y, como quien dice, esa misma semana estaba montando a caballo en Texas”, reconoce como si nada con esa amplia sonrisa suya.

El guion de The Son dista bastante de ser la novela, pero su autor, Philipp Meyer, se encargó de la adaptación de esta obra finalista al premio Pulitzer. Si Brosnan ha leído las críticas contra The Son sabe cómo hacerles oídos sordos. Hay quien ve la serie como una mezcla de Bailando con lobos y Pozos de ambición todo eso dentro de un melodrama descrito como un “Dallas con bigotes de época”. Una historia que perpetúa numerosos clichés, incluso algunos de los nacidos con la nueva edad de oro de la televisión como un nivel de violencia y sexo a veces equiparable al de Juego de tronos. Brosnan es de los que prefiere ver el vaso medio lleno. “Meyer es un erudito que conoce la época. Lo que hicieron los blancos a los indios y lo que los indios hicieron a los blancos y a los mexicanos. Nuestra sociedad es brutal. Eso está en nuestro ADN, no solo en la pantalla”.

Carlos Bardem en 'The Son'.
Carlos Bardem en 'The Son'.

A sus 63 años, el actor tiene muchas tablas. “Son muchos años haciendo estas tonterías”, resume de una carrera que, cara al gran público, también comenzó en la televisión con Remington Steele. Con ello no quiere faltarle al respeto a un trabajo que adora. “Mis hijos son lo único que están por encima”, afirma este padre de cinco, ya también abuelo de tres nietos y casado en dos ocasiones. “Solo puedo sentir gratitud por un trabajo que amo y que aún me da empleo”, agrega humilde. La misma sencillez con la que reconoce que el papel del patriarca que interpreta en The Son no era inicialmente suyo. Solo cuando Sam Neill abandonó la serie el ex 007 tomó su lugar. “Pero llevaba tiempo buscando algo que hacer en esta nueva era de la televisión”, añade.

El cine sigue siendo su gran pasión pero tiene claro que mientras “los Goliats de Hollywood” sigan mandando “el crecimiento y la gloria” está en la televisión. “Lo bueno y lo malo del cine es que ha perdido su romanticismo”, sentencia. ¿Y la televisión? “Son demasiadas las opciones y el lenguaje y la carga sexual que contiene me llega a echar para atrás. Pero también me parece un momento embriagador, con una virilidad y un poderío que no se veía en los 80”, compara con esa otra era que tan bien conoció.

Un mundo mejor

Si The Son muestra un mundo en transición, el Brosnan de a pié también vive un momento crítico. “La Tierra se desangra a manos de las grandes corporaciones y la avaricia de las naciones”, asegura a las claras este activista involucrado en temas medioambientales. “Como para Eli -bromea en referencia a su personaje-, para mi la tierra es muy importante”. En su opinión vivimos en tiempos “difíciles” que claramente son más críticos en la era Trump. Pero hay que empezar por uno mismo antes de echar toda la culpa a otros. “Hay que reciclar, comer orgánico, asociarte con aquellos que intentan lo mejor por la sociedad en la que vivimos empezando por tu barrio”, detalla.

Y si eres la esposa de Brosnan, también puedes contribuir con un documental como es el caso de Poisoning Paradise, dirigido por Keely Shaye Smith Brosnan sobre el uso de pesticidas en ese paraíso llamado Hawái.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información