Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Otro ‘Sherlock’

La serie de la BBC ha regresado con un giro argumental y visual hacia un tono más oscuro

Tráiler de la cuarta temporada de 'Sherlock'.Vídeo: BBC

Sherlock ha vuelto. Como regalo de Año Nuevo y como carta de presentación de 2017 no está nada mal. Vuelve el Sherlock irónico, excéntrico, a ratos desquiciante y pero siempre inteligente, desafiante y entretenido. Hablamos tanto de la serie como del personaje. Pero algo ha cambiado. ¿Ha vuelto el Sherlock de siempre o nos lo han cambiado?

Más información
Cuando Sherlock encontró a Watson
Sherlock, que estás en los cielos

La serie de la BBC ya está en su cuarta temporada. Parece que haya pasado un siglo desde que terminó la tercera (aunque las pasadas Navidades tuvimos el regalo de La novia abominable, en realidad se trataba de una historia casi al margen). Aquella tercera entrega puso ración doble de humor a la serie, con dos capítulos que enlazaban momentos cómicos y guiños constantes al público y al propio mundo de la ficción. Pero ahora Sherlock ha vuelto diferente a como se fue. (Ojo, spoilers)

Antes de llegar al final del capítulo, cuando el cambio de tono de la temporada ya se hace evidente, ya se notaba que estábamos ante un Sherlock más oscuro, argumental y visualmente. El humor escasea, ese tono juguetón de antaño está casi ausente. Preludios de lo que vendrá al final del episodio y que parece que marcará lo que resta de temporada. Arranca otro Sherlock, uno más triste, con una relación totalmente diferente entre Watson y Holmes.

Pero la serie no solo ha dado un giro en su argumento. El cambio de tono también se nota visualmente con una luz más oscura e incluso un lenguaje visual diferente. Más superposición de escenas y de imágenes, efectos visuales, sonidos... Presagios de lo que vendría y que marcan el cambio de tono. Y que hacen que parezca que estamos ante una serie diferente a la que conocíamos

Todavía queda mucho por delante, dos capítulos que son dos tercios de la temporada. Y queda, por ejemplo, que aparezca el villano que interpretará Toby Jones. Incluso aún se sigue jugando con el posible regreso de Moriarty. Pero, de cualquier forma, tras el arranque queda la sensación de que la serie ha vuelto sin demasiado brillo. El cambio de tono no le ha sentado bien del todo. Vemos a un Sherlock más humano, sí, que necesita ayuda, que no sabe cómo enfrentarse a la nueva situación. Pero es que a Sherlock en realidad nunca le hemos pedido que fuera humano. Parte de su encanto está precisamente en esa insoportable nula humanidad, esa extrema brillantez repelente. En esa sensación que genera de amor y odio al mismo tiempo, como le ocurre a Watson.

Ha vuelto Sherlock, pero uno diferente que necesita mejorar. Que me devuelvan mi Sherlock, que me lo han cambiado.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS