Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Vivan los búfalos!

'Viva', de Patrick Deville y el México de los años 30 que narra vertebra el cuarto espisodio de 'Los búfalos nocturnos'

¡Vivan los búfalos!

¿Qué tenía México en 1930 para que se juntaran algunos de los más célebres personajes de la historia? Aunque fuera fruto del azar, resulta gracioso imaginar que Frida Kahlo pudiera ser la que instó a Malcolm Lowry a escribir sobre el día de los muertos o que Diego Rivera se sincerara con B. Traven cuando sospechaba que León Trotsky mantenía una relación secreta con Frida.

Patrick Deville narra en Viva (publicado por la editorial Anagrama) este momento en el que política y cultura confluyen en la ciudad azteca. Frida Kahlo, Lowry, B.Traven, Trotsky o Arthur Cravan son algunos de los que protagonizaron aquel choque de mundos, doctrinas e ideas.

En ‘Los Búfalos Nocturnos’ hemos atracado en el puerto de Tampico para pasear por los paisajes que relata Deville en su novela. Allí, en el mismo puerto, están Luisgé Martín y Jesús Ferrero argumentando si el Marqués de Sade era un gran escritor o sólo un provocador. Cruzamos todo México para llegar al puerto de Acapulco y, a orillas del Pacífico, hacemos biblioterapia con la periodista Montserrat Domínguez. En busca de Frida Kahlo y Diego Rivera, nos metemos en un tren para viajar hasta Coyoacán. En aquella famosa Casa Azul se encuentran José Lebrero, el director artístico del Museo Picasso de Málaga y Joseba Elola hablando sobre Pollock. El piano de Benjamin Clementine nos lleva hasta Íñigo López Palacios que nos enseñará a apreciar su música. Para terminar, paseamos por la Calzada del Tlalpan hasta la calle Tacuba, donde Jorge Morla nos espera con Babelia entre las manos. Él nos hablará de “Un minuto de poesía”.