Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘The Girlfriend Experience’ explora la otra cara de la prostitución

Riley Keough protagoniza la versión televisiva de la película homónima de Steven Soderbergh

Riley Keough, protagonista de 'The Girlfriend Experience'.

El mismo título, el mismo creador, incluso el mismo nombre, Christine Reade. Y por supuesto el mismo tema: la prostitución. Pero ahí acaban las similitudes entre The Girlfriend Experience, la serie que en España emite Canal + Series Xtra los lunes (23.30) y que ya está disponible al completo en Yomvi, y la película homónima que Steven Soderbergh dirigió en 2009 centrada en una joven que se dedica a la prostitución por decisión propia. Si el filme contaba la historia de una escort (papel interpretado por la actriz de cine porno Sasha Grey) en la cima de un mundo de hombres de negocios, en esta ocasión Soderbergh, como productor ejecutivo, prefiere arrancar desde el principio siguiendo la carrera de una joven que lo tiene todo, talento, belleza y carrera, además de ganas de vender su sexo por dinero. “Me gustó la historia de alguien que no nos cae del todo bien, que es egoísta, manipuladora. Que no tiene un pasado como víctima ni se ve forzada a la prostitución. Simplemente toma esa decisión”, detalla Riley Keough, protagonista de la serie.

Keough, de 26 años, trabajó con Soderbergh anteriormente aunque gran parte de su papel desapareció en el montaje de Magic Mike. También fue una de las esposas en Mad Max: Furia en la carretera. Pero su labor en The Girlfriend Experience es más explícita. “La verdad es que estaba mucho más nerviosa con la idea de protagonizar una serie de televisión que con las escenas de sexo”, recuerda. “No es la primera vez que vemos un par de tetas en la pantalla y, no sé, las mujeres las tenemos”, añade desenfadada.

‘The Girlfriend Experience’ explora la otra cara de la prostitución

La serie de 13 episodios de media hora muestra algo más que un par de senos. Reescrita por sus coguionistas y codirectores Lodge Kerrigan y Amy Seimetz y utilizando el filme original solo como apoyo, The Girlfriend Experience ofrece una visión imparcial e inusual en la profesión más antigua del mundo. “Sigue a alguien que está en control de su sexualidad de una forma en la que solo los hombres suelen ser representados en la pantalla”, describe Keough, más conocida como la nieta de Elvis Presley. De hecho por lo que le contaron jóvenes como la que interpreta en la serie con las que se entrevistó para preparar su trabajo, muchos de los hombres que requieren sus servicios solo quieren hablar. “Lo describían como lo más duro por el desgaste emocional”, recuerda la actriz.

Keough no se llevó los problemas a casa. Lo que se le hizo más cuesta arriba de la serie fueron los términos jurídicos que tuvo que aprender como la estudiante de abogacía que interpreta. Eso y los jadeos que tuvo que exagerar en las escenas más íntimas. Por lo demás siempre fue la que tranquilizó al resto de sus compañeros de cama. “Ellos siempre eran nuevos así que yo fui quien le quitó hierro a la situación”, admite Keough.

‘The Girlfriend Experience’ explora la otra cara de la prostitución

Durante la producción también se dieron situaciones extrañas. Soderbergh nunca quiso asumir el papel de showrunner (máximo responsable de una serie) en The Girlfriend Experience, pasándole la batuta a los dos directores independientes, un hombre y una mujer, que escogió para que se repartieran las labores de guion y dirección. Sin embargo nunca soltó del todo las riendas creando lo que se ha descrito en la prensa estadounidense como “situaciones extremadamente difíciles” donde el resultado parecía más fruto de un “matrimonio por conveniencia” que de un acuerdo creativo. Ni tan siquiera a la hora de rodar se pusieron de acuerdo. “Fue una experiencia tan diferente con cada director como con cada hombre”, bromea la actriz.

La nieta del 'rey'

Riley Keough nunca estudió interpretación. Ni tan siquiera música. Si algo le enseñaron a la nieta de Elvis Presley fue a no llamar la atención. “Llevo siendo fotografiada desde pequeña y ahora no ha hecho más que empeorar”, asegura. El linaje de la primogénita de Lisa Marie Presley y el músico Danny Keough también incluye un par de padrastros tan pintorescos como Michael Jackson y Nicholas Cage. Con esa familia no le faltan razones para llamar la atención. De ahí que lo único que le interese de la serie The Girlfriend Experience es el trabajo bien hecho, no una fama pasajera. “Mi padre no quería que fuera actriz”, recuerda. Ella misma retrasó su entrada en el medio hasta que tuvo 19 años. “Quise vivir mi adolescencia en privado”, añade. Ahora lo que le gustaría es ver la serie en privado, sin familia alrededor. “A mi madre le enseñé algún episodio pero las escenas de sexo las pasé rápido”, se ríe.