Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro finales para ‘El Príncipe’

La serie de Telecinco vuelve con sus últimos ocho capítulos

¿Cuál será el destino de Morey, Fátima, Fran y Faruq? La decisión no está en manos de sus protagonistas. Ni siquiera de sus creadores. La última palabra la tiene Telecinco. De los cuatro finales grabados, ha sido la cadena la que ha elegido el que realmente se verá en pantalla cuando acabe el último capítulo de El Príncipe, que arranca esta noche (22.30) para rematar una de las ficciones nacionales de mayor éxito de los últimos años. “No podemos decir cuál es”, se disculpa entre risas César Benítez, creador de la serie junto a Aitor Gabilondo. “Lo hemos hecho para despistar un poco y para que nos lo preguntéis”, continúa Gabilondo. “Pero, elijan lo que elijan, no va a dejar indiferente a nadie. Es intenso, sin duda”, remata Benítez.

Antes de que llegue ese momento, prometen emociones fuertes. “Sabíamos que se acababa y podíamos apretar las tuercas de todos y cada uno de los personajes y llevarlos al extremo”, cuenta Gabilondo sobre unos capítulos —ocho, que integran la segunda parte de la segunda y última temporada— que se grabaron hace meses y cuyas tramas han terminado guardando similitudes con la realidad. “Cuando veíamos las noticias de los atentados de París, César y yo nos mirábamos sorprendidos porque parecía que se habían leído el guion”, detalla el guionista.

Cuatro finales para ‘El Príncipe’

El recorrido de El Príncipe ha sido corto, pero intenso. Su primera temporada, emitida en 2014, congregó a una media de 5.219.000 espectadores, dato que bajó un poco en la primera parte de esta segunda entrega, difundida en 2015, que reunió a 4.610.000 televidentes. Ahora se medirá en la noche de los miércoles con dos pesos pesados: En la tuya o en la mía (La 1) y Buscando el norte (Antena 3). “Nos parece una noche complicada, pero pensamos que a los de Antena 3 y La 1 también les parecerá una noche complicada ahora”, opinan los creadores de El Príncipe.

Con su conclusión a la vista, Gabilondo y Benítez rememoran los pasos previos a la puesta en marcha de la serie. “La idea viene de 2011, cuando Aitor vio una noticia en EL PAÍS sobre el barrio de El Príncipe. Ahí vio una serie”, explica Benítez. A continuación, contactaron con la Policía Nacional —“nos dijeron que Ceuta está conquistada, pero El Príncipe está por conquistar”— y con El Obama, “una especie de juez de paz de la comunidad que nos introdujo en el barrio”.

También debieron superar las reticencias de trasladar Ceuta a Madrid recurriendo a cromas. “El Obama nos dijo que fuéramos con cuidado, porque si iba Coronado a grabar allí podía pasar cualquier cosa”, recuerda Gabilondo.

Cuatro finales para ‘El Príncipe’

Pero su mayor dificultad fue vender la historia, “convencerles de que ahí había una serie de prime time para un público generalista, ambientada en un barrio marginal con musulmanes, narcotráfico, terrorismo...”, continúa Gabilondo, quien no oculta la petición del consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, de que la historia de amor entre Morey (Álex González) y Fátima (Hiba Abouk) centrase la ficción. “Al principio, como siempre que te dicen algo, fue un shock, pero estuvimos de acuerdo y nos ayudó a centrar la historia y contar el mundo cristiano y el musulmán con los protagonistas”, apunta el cocreador.

Lo que no cambiaron fue su apuesta por limitarse a dos temporadas, aunque aceptaron dividir la segunda en dos partes para sumar más capítulos. “La grabación ha sido muy dura. Era una serie muy ambiciosa y ha supuesto un gran desgaste para todos”, señala Benítez.

Ahora solo quedan ocho episodios para saber si, como decía Fran (José Coronado) al principio, esta historia acaba en el agua salada de las lágrimas o en la del fondo del mar.

Una apuesta a todo o nada

Aitor Gabilondo y César Benítez, creadores de 'El Príncipe'.
Aitor Gabilondo y César Benítez, creadores de 'El Príncipe'.

El Príncipe supuso el nacimiento de la productora Plano a Plano, fundada por César Benítez y Aitor Gabilondo. La buena acogida de su primera producción hizo posible la existencia posterior de Allí abajo (Antena 3) y de las futuras El Caso, crónica de sucesos (La 1) y La verdad (Telecinco).

“Creamos la productora en el momento más complicado y este era nuestro primer proyecto. Si salía mal, Plano a Plano habría desaparecido antes de empezar. Era todo o nada y salió todo”, dice Benítez. “Tenemos una relación muy intensa con la serie. Nos ha dado mucho y nos ha quitado mucho. Tenemos ganas de emitir estos capítulos, ponerla en una estantería y guardar un buen recuerdo”, remata Gabilondo.

Más información